María Jacqueline Silva, de 54 años, murió a 24 horas de recibir un impacto de bala cuando salía de su turno de cajera en la Línea 5 del Metro de Santiago, en un confuso incidente que se dio durante la tarde de este martes en la Plaza de Maipú.

Silva había sido trasladada en primera instancia al Hospital El Carmen de Maipú y debido a su gravedad fue llevada posteriormente a la Posta Central, donde lamentablemente falleció, según informa 24 Horas.

Según la versión de Carabineros, todo comenzó cuando un hombre que manejaba un colectivo sin sus papeles al día evadió un control policial, atropellando a un uniformado.

Al darse esta situación otro carabinero desenfundó su arma y habría percutado siete disparos en contra del conductor que escapaba, hiriéndolo en el pecho y alcanzando a la mujer, según comunicó Carabineros ayer.