“No hay buena literatura sin buena crítica”, sostiene el escritor y columnista español, Javier Cercas. Tras su última, novela conversa con El Cultural. Acá parte del diálogo.

¿Qué libro tiene entre manos?
Siempre leo varios libros al mismo tiempo, como hacía Unamuno. Ahora mismo: Tree of smoke, de Denis Johnson y Asimetría, de Adam Zagajewski.

¿Ha abandonado algún libro por imposible?
Algunos, sobre todo de mayor. Por ejemplo: The corrections, de Franzen; pero no por imposible sino por aburrido.

¿Con qué personaje le gustaría tomarse un café mañana?
¿Vivo? Con Zagajewski, sin ir más lejos.

¿Cómo le gusta leer, cuáles son sus hábitos de lectura: es de tableta, de papel, lee por la mañana…?
Leo en papel, a cualquier hora, en cualquier lugar y en cualquier posición. Me hice escritor para leer mejor.

¿Cómo decide sus lecturas, por las reseñas de los libros, las recomendaciones de amigos…?
Por eso y por otras cosas: recorriendo los anaqueles de la biblioteca de la universidad de Urbana, cerca de Chicago, donde viví en los años 80, descubrí que el libro que estás buscando no es el que estás buscando, sino el que está justo al lado. Un descubrimiento importantísimo.

¿Qué género literario no le interesa nada?
Ninguno, quizá porque no hay géneros mejores o peores sino sólo formas mejores o peores de usar los géneros.

¿Qué autor (o qué obra) está, a su juicio, sobrevalorado?
Mucho me temo que en España, salvo Cervantes, todos los novelistas estamos sobrevalorados.