Los matrimonios forzados son una práctica común en algunos sectores de la India y, en particular, son realizados por parte de familias que buscan un buen marido para sus hijas pero que no pueden pagar una dote demasiado alta.

Una víctima de esta costumbre fue el ingeniero Vinod Kumar, quien fue secuestrado de una celebración y obligado a contraer matrimonio, a punta de pistola, con una mujer a la que jamás había visto, publicó Gulf News.

Ante sus quejas y llantos, los familiares de la novia le exigieron que se calmara. “¡Cállate, sólo te estamos casando, no te estamos colgando! ¿Por qué lloras?”, le recriminaron, mientras le apuntaban con armas a la cabeza. Kumar no quería cooperar porque, según les explicó, no había recibido el consentimiento de sus padres.