Esta mañana el nuevo técnico de la Roja, Reinaldo Rueda, emitió sus primeras palabras con el buzo de la selección. Tal conferencia, sin embargo, pudo haber sido protagonizada por el estratega nacional Manuel Pellegrini, quien fue sondeado para asumir la banca tras el descalabro del equipo y la consiguiente salida de Juan Antonio Pizzi.

Aunque no era primera vez que la ANFP contactaba a Pellegrini para estos efectos, su nombramiento se veía más cerca que nunca debido su excelente relación con el presidente del organismo, Arturo Salah. No obstante, las negociaciones no llegaron a puerto y, una vez más, declinó hacerse cargo de la conducción técnica de la selección.

Los motivos que lo alejaron del combinado nacional los explicó en una entrevista con el diario español Marca: “Siempre he dicho que el trabajo de selección no me motiva. No me gusta, se trabaja poco durante el año. Además, no dirigiría a otra que no fuera la chilena. Si tengo un club que me permita seguir compitiendo semana tras semana, voy a priorizarlo sobre una selección”.

Además, declaró que podría analizar una eventual llegada a la Roja “quizás, tras el (Mundial de Qatar) del 2022”, mientras que a la próxima cita planetaria, Rusia 2018, “no creo que vaya ni como comentarista”.

También tuvo palabras para referirse a su actual trabajo en el Hebei Fortune de China, a quien definió como un “club joven” que “ha progresado mucho”. “Sigo a gusto aquí, y veremos lo que pasa. Este fútbol nos ha exigido una entrega que me pone feliz. No pienso mucho en el futuro (…) ¿Volver a Europa? He tenido ofertas de clubes muy importantes para volver. Sigo teniendo la misma motivación y procuro estar en forma física y futbolística”, complementó.

Por último, evaluó su paso por el Real Madrid y el Manchester City.

En cuanto al conjunto español, afirmó que “Del 1 al 10, me pondría un 6. No fue buena, ni mucho menos, porque no ganamos ningún título, pero hicimos una buena Liga, con 96 puntos, y partiendo con una lesión de tres meses de Cristiano Ronaldo. Y, sobre todo, empezando con una plantilla con la que yo nunca estuve de acuerdo. No tenía jugadores capacitados técnicamente en el mediocampo. Fue lo que reclamé al club”.

Y respecto a su experiencia en el exigente fútbol de la Premier League, Pellegrini destacó que “Fuimos el equipo más goleador en la historia del fútbol inglés, pero yo creo que el City tiene un proyecto claro y seguirá en el futuro, sea cual sea el técnico de turno”.