La Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) presentó un recurso de protección a la Corte de Apelaciones de Santiago, en contra del Ministerio de Salud, con el fin de evitar la objeción de conciencia personal e institucional en casos de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

En 28 páginas, la PUC argumenta que el documento tiene normas ilegales y arbitrarias que limitan la igualdad ante la ley, la libertad de asociación, a manifestar sus creencias y derecho de propiedad.

Según la casa de estudios, el Minsal dictó el protocolo sobre objeción de conciencia “pero excediendo del mandato legal, toda vez que estableció barreras o impedimentos a la objeción de conciencia, que no se encuentran contemplados en la ley”.

“Esperaría del gobierno saliente que le den pleno respeto a la ley, eso se haría a nuestro juicio, modificando las reglamentaciones. Si una ley me da un derecho, ésta tiene que limitarlo, no puede venir una norma inferior a limitar el derecho”, declaró el Director Jurídico de la PUC, Juan Esteban Montero, para La Tercera

En tanto, la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, dijo que ” no puede un tribunal suspender la aplicación de la legislación vigente”.

Este recurso es presentado a pocos días de que se aprobaran los protocolos y normas técnicas que regirán a los establecimientos de salud, siendo los últimos procesos que quedaban pendientes para que la ley estuviera completamente en ejecución.