Una lancha de narcos fue detectada rumbo a Estados Unidos por el navío de la Guardia Costera gringa “Hamilton”. Los traficantes llevaban consigo 800 kg de cocaína que intentaron arrojar al mar tras verse acorralados por la Marina.

Según Russia Today, el valor de mercado de la droga perdida por los narcos es de 190 millones de dólares.

“El trabajo duro de nuestros agentes junto con otras instituciones contribuyó al decomiso de siete toneladas de cocaína en el mar, lo que evitó la entrada de las drogas a los Estados Unidos”, dijo Mark Gordon, el capitán de navío Hamilton.

La droga fue transportada a Florida y se descargó por autoridades en el puerto de Everglades.