“Un nuevo video de la muerte de Yassin a-Saradih en Jericó revela que los soldados [israelíes] lo golpearon y abusaron de él, mientras yacía herido, sin ofrecerle la asistencia médica necesaria”. Es la declaración del Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (B’Tselem), tras la polémica surgida por este material visual.

Los hechos se verificaron en los territorios ilegalmente ocupados por Israel en Cisjordania, precisamente en Jericó.

La FDI (Fuerza de Defensa Israelí) cambió su versión de los hechos para proteger los militares un par de veces, por lo menos. La primera declaración de los militares fue que Yassin a-Saradih los agredió con un cuchillo y les intentó quitar las armas. Posteriormente fue herido, por lo cual, pidieron asistencia para que recibiera ayuda.

La segunda versión fue que “respondieron con disparos y se enfrentaron al terrorista cuerpo a cuerpo, logrando detenerlo”; y más tarde se encontró un cuchillo en el cuerpo de A-Saradih.

Los análisis médicos aclararon que A-Saradih recibió un disparo en el abdomen y murió desangrado, sin recibir ayuda a tiempo.

No habrá repercusiones legales contra estos militares.

Tenemos a disposición el video gracias a su difusión por parte de Russia Today. Con cuidado porque podría hurtar su sensibilidad.