Según lo publicado por eldiario.es, el pequeño juzgado provincial de Alcobendas obliga la revista de sátira Mongolia -prima hermana de The Clinic-, a una indemnización de 40.000 euros por “vulneración del derecho de honor” a un ex torero, tal José Ortega Cano.

¿La razón? La publicación de un cartel satírico en que aparecía con cuerpo de alien y frases como “estamos tan agustito” o “Viernes de dolores… Sábados de resaca”.

El tema es que el ex torero había sido condenado a la cárcel por haber asesinado, mientras iba totalmente borracho al volante, a una persona. Le habían dado 3 años en 2013 y ni siquiera se pudo utilizar como prueba del delito el hecho que Ortega Cano tuviese el triple de alcoholemia. Tuvo que darle a la familia de su víctima 180.000 euros.

El texto de la sentencia dice: “el cartel no emplea con una finalidad de crítica política o social, sino que la publicación utiliza la imagen para provocar exclusivamente la burla sobre su persona”.

No obstante, el cartel de Ortega Cano no fue el más vistoso. Ese fue otro, el de la Virgen del pueblo con la cara de Trump, que sostenía un Cristo con la cara de Hillary. El obispo de Cartagena convocó una misa de “desagravio a la virgen” y los 500 de la revista Mongolia se reunieron para protestar en contra. Hubo empujones con la Policía Nacional.

Cabe decir que España es una monarquía y que la sátira por lo general no le gusta a los reyes. De hecho, un rapero fue a la cárcel porque había insultado la realeza española y que hace unos días otro tribunal español declaró “uso de libertad de expresión” el quemar fotos del Rey Felipe VI.