Un grupo de concejales de la comuna de Vitacura; a saber, Cristián Araya, Francisca Cruzat, Felipe Irarrázaval y
Luz Pacheco, escriben una carta en El Mercurio en donde se quejan del problema que afecta a los vecinos de la avenida Santa Teresita,  una subida que nace en sector donde convergen Vitacura, Tabancura y la Costanera Norte. Así lo cuentan:

“Concordamos plenamente con el señor Pedro Infante: los tacos en Santa Teresita afectan seriamente la calidad de vida de muchos vecinos y se proyecta que esto empeore aún más. Estamos preocupados, porque hay proyectos de gran magnitud en la zona y hemos pedido agregar mitigaciones viales que realmente compensen las externalidades negativas”.

Dicen que el “proyecto más grande que se planea construir en los faldeos del cerro Alvarado es el conjunto Armónico Portezuelo de P&G, que tiene 25 edificios”. Agregan que “como mitigación, sólo contempla la donación de una franja que permitiría la construcción de una tercera pista de bajada”.

Al respecto plantean que “es insuficiente”, y que por lo mismo “estamos solicitando participación ciudadana en su Declaración de Impacto Ambiental. Si los inmobiliarios realmente quieren aportar a mejorar la calidad de vida de sus clientes y vecinos, necesitamos que aporten con un nuevo puente o túnel que cruce el río Mapocho y se conecte con Padre Hurtado”.