El gobierno de Ecuador informó en la mañana de este miércoles que está tratando de verificar el comunicado supuestamente emitido por el Frente Oliver Sinisterra, un grupo disidente de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el que informaban de la muerte de los tres miembros del equipo periodístico del diario El Comercio que mantenían secuestrados en la frontera con Colombia.

“Estamos realizando las verificaciones del documento y de lo que dice”, dijo el ministro del Interior ecuatoriano, César Navas, en una rueda de prensa. Por su parte, el gobierno colombiano dijo no haber encontrado elementos para verificar la autenticidad del comunicado emitido por los supuestos disidentes.

“Hemos hecho el análisis e inteligencia de ese texto firmado por un supuesto Frente Oliver Sinisterra de las FARC y no hemos podido encontrar ningún elemento que permita afirmar que es auténtico”, dijo en una rueda de prensa el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

En el texto, los supuestos disidentes culpan a los gobiernos de Colombia y Ecuador por llevar a cabo una operación militar en la zona donde los mantenían. “Lo hicieron por la vía militar haciendo desembarcos en varios puntos donde estaban los señores retenidos, lo cual produjo la muerte de los dos periodistas y el conductor”, aseguran.

Sin embargo, en la rueda de prensa, el ministro Navas negó que Ecuador haya hecho “operaciones ofensivas” en la zona, una petición que, asegura, le han hecho también al gobierno de Colombia.

El equipo periodístico fue secuestrado el 26 de marzo en la frontera entre Colombia y Venezuela, una zona donde el gobierno ecuatoriano había hecho operativos en los últimos meses para atajar el tráfico de drogas por parte de organizaciones criminales que utilizan ese territorio para sacar los alcaloides a Centroamérica y posteriormente a México y Estados Unidos. Como resultado del incremento de la presencia policial y militar en la zona de frontera, se han producido importantes decomisos y la detención de 14 personas, según el Ministerio de Interior.

La última prueba de vida

El secuestro del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra cuando trabajaban en un reportaje periodístico desató una inmensa campaña de solidaridad en Ecuador. En la redes sociales se viralizó el hashtag #NosFaltan3 y se han realizado vigilias en las calles.

La última prueba de vida que se tenía de los informadores fue un video publicado el pasado 3 de abril en el que los supuestos disidentes de las FARC usaron a los periodistas rehenes para mandar un mensaje a los gobiernos de Ecuador y Colombia en un video que fue filtrado a los medios colombianos.

En el video, nombraban al Frente Oliver Sinisterra, que se cree que es liderado por el exguerrillero ecuatoriano Walter Patricio Artízala Vernaza, alias ‘Guacho’, buscado en Colombia por la masacre de campesinos en Tumaco el año pasado.

“En sus manos están nuestras vidas. Ellos piden el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador y la anulación del convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo”, decía en el video el periodista Javier Ortega que se dirigía directamente al Presidente del país andino, Lenín Moreno.

Organizaciones de medios piden respuestas

En un comunicado conjunto, el Comité de Protección de Periodistas (CPJ), Reporteros Sin Fronteras (RSF), la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios de Ecuador (Fundamedios) y la Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia (FLIP) exigieron este miércoles “claridad y respuestas sobre el paradero del equipo periodístico”.

“Los familiares lo necesitan. No se puede seguir manejando así esta crisis”, dijo César Ricaurte, el director ejecutivo de Fundamedios.

Los grupos de defensa de los periodistas consideran “inadmisible” la forma en la que los gobiernos de Colombia y Ecuador han manejado la información pública relacionada con el paradero de los periodistas.

“Durante estos 16 días las autoridades ecuatorianas señalado que los periodistas se encuentran en territorio colombiano en contradicción a lo planteado por las autoridades colombianas que han afirmado que los periodistas se encuentran del lado ecuatoriano de la frontera. Los gobiernos no pueden continuar evadiendo responsabilidades mientras entregan información contradictoria a los medios de comunicación. El gobierno ecuatoriano no puede pretender ser la única fuente de información”, se lee en el comunicado.

Además instaron al gobierno de Colombia a “rendir un informe detallado sobre las operaciones militares realizadas contra las disidencias de las FARC” en la región donde están detenidos los periodistas en los últimos 16 días.

También pidieron que, en el marco de la Cumbre de las Américas que se celebra este fin de semana en Lima (Perú), los gobiernos de ambos países rindan cuentas sobre las acciones llevadas a cabo para la liberación del equipo periodístico.

Texto de Lorena Arroyo para Univision.com