El juez de policía local de Casablanca, Mario Cortés Cevasco, ordenó redactar un polémico texto que fue pegado en la parte exterior de su oficina, y que hace alusión al piropo lanzado por un ciudadano en la comuna de Las Condes y que se transformó en el primer parte por acoso callejero en dicha comuna.

Según consigna La Tercera, dicho escrito aclara lo siguiente: “Se informa a los que ofrecen ensaladas para colación en Casablanca que, recomendar el producto a una mujer para mantener la figura, no constituye infracción ni acoso sexual”.

Añade que “si está citado por ese hecho u otro similar, entregue la boleta en el mesón y puede retirarse. Será absuelto”.

Cabe recordar que ayer una joven denunció ante Carabineros a un vendedor ambulante que le dijo en varias oportunidades que “coma más ensalada, para que conserve su linda silueta”.

El hombre en cuestión podría recibir una multa que bordea las 3 y 5 UTM.