Horas antes de que se depusiera la toma feminista en la Casa Central de la UC -que se extendió por tres jornadas-, el profesor del plantel y Doctor en Derecho, Enrique Alcalde Rodríguez, daba a conocer una carta abierta dirigida al rector Ignacio Sánchez.

En lo medular, el académico se queja de que cualquier concesión de la autoridad a las estudiantes carece de legitimidad.  Esto porque éstas “serán el fruto de un procedimiento vicioso, de un remedo de negociación, en la cual, una de las partes de vio compelida a negociar mediante la violencia, cediendo a las presiones de un grupo que no ha trepidado en vulnerar los legítimos derechos de la comunidad” que -agrega- se le han “encomendado precisamente a Usted”.

Alcalde Rodríguez afirma que con su actuar, Sánchez ha “entregado a la comunidad universitaria una señal profundamente injusta y dañina y que sentará un desastroso precedente”.

Al respecto, apunta a que ahora en más quedará el mensaje -claro, dice- que “el diálogo puede ser impuesto a través del uso de la fuerza con total desprecio hacia quienes respetamos el orden jurídico e institucional”.

Ese proceder -añade- es imprudente e injusto.

El profesor del plantel universitario también habla de lo que a su juicio han sido las omisiones de Sánchez. En tal sentido, refiere “que se ha negado a adoptar las medidas necesarias para restablecer el imperio del Derecho en nuestra universidad”, como -subraya- “disponer el inmediato desalojo de la misma a través del auxilio de la fuerza pública.

En su opinión, este es parte del instrumento para conductas “incuestionablemente ilegales como es una toma”.

“Con tal actitud, usted se ha hecho coautor o, en el mejor de los casos, cómplice de un flagrante y abierto atropello de quienes formamos parte de esta comunidad”, sostiene.

Carta Abierta al Rector UC (1)