Se dirá, que aunque Chile no está en el Mundial, los hinchas de la Roja tienen un ojo, o los dos, puestos en las teles para ver las transmisiones desde Rusia.

Esta mañana, qué duda cabe, el morbo era ver entonces qué pasaba con Juan Antonio Pizzi (a quienes muchos responsabilizan de que la Roja no esté en la tierra de los zares) y su debut al mando de Arabia Saudita en el partido inaugural, nada menos que ante el dueño de casa Rusia.

Y la cosa bien pudo llenar la expectativas de los que anhelaban verlo sufrir. Pizzi no sólo perdió en el primer partido del Mundial, sino que lo hizo por paliza. Con resultado casi de tenis, pues los locales le propinaron una goleada tal que el arquero A. Al-Mayoof debió ir a buscar la esférica al fondo de las mallas en cinco oportunidades.

Con este resultado, los locales se encumbran momentáneamente en el primer lugar del Grupo A, mientras que los de Pizzi quedan a la cola.

Ahora habrá entonces que ver qué acontece en el duelo entre Uruguay y Egipto, las otras dos selecciones que componen este grupo.