Cuatro de los cinco integrantes de “La Manada” fueron imputados por una serie de delitos de abuso sexual contra otra mujer, ocurridos en mayo de 2016 en Pozoblanco.

Según consigna El País, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo y Jesús Escudero, deberán enfrentar nuevamente a la justicia por estos hechos ocurridos poco tiempo antes del abuso contra una mujer en la fiesta de San Fermín y por los que recibieron 9 años de cárcel.

Se trata de posible abuso sexual contra una joven de 21 años al interior de un vehículo, mientras se encontraba en estado de profunda inconsciencia.

En el auto, los acusados la habrían manoseado, besado en la boca e incluso grabado con el celular de Antonio Manuel Guerrero.

No tranquilos con eso, los denunciados habrían compartido este video por algunos grupos de WhatsApp en el que llamaban a la víctima como “la bella durmiente”.

Cabezuelo enfrentaría, además, el delito de maltrato al abofetear a la mujer por negarse a hacerle sexo oral.

La víctima acusó este hecho y señaló que a las horas después despertó desnuda en el asiento de atrás del auto “con el mono y las medias rotas”.

“La golpeó dos veces en la cara y otra en el brazo”, se indica en la denuncia.