La diputada RN, Ximena Ossandón, fue la última invitada al programa Mentiras Verdaderas y allí se refirió al episodio de violencia protagonizado por su hijo de 19 años, Nicolás Paul Ossandón, quién participó en una golpiza a un joven que terminó en la Clínica.

Allí aseguró que “esta situación se va agravando con la marihuana, con el alcohol. Todo esto pasa a las tres, cuatro de la mañana, porque están todos mal entonados. Creo que todos hemos fallado como país, porque yo como legisladora sé que hay varias leyes que dicen que no se les puede vender (alcohol) a los menores, pero nadie en este país se va preso cuando le venden a los menores“.

“Uno ve que son verdaderos zombies en la noche que se pasean con bolsas en la noche con estos pack del pisco con la Coca Cola o con otro tipo de trago. En Estados Unidos te pillan vendiéndole a un joven alcohol o si tú le das en tu casa alcohol, te vas preso. Creo que tenemos una deuda muy grande con nuestra juventud, porque hemos sido permisivos”, agregó.

Inspirada en los hechos que ocurrieron, Ossandón señaló que “estoy revisando muy profundamente el tema de la ley de alcohol. Tiene que tener una sanción el que le vende a un menor. La juventud tiene que aprender que tiene que tener un control moderado del alcohol. Los adultos también”.

Además contó una anécdota vivida con un especialista: “Una vez le pregunté a un especialista que ‘hemos llegado al peak’, y mira lo que me respondió el especialista: ‘No hemos llegado a un peak, porque imagínate que tus hijos toman cuando ni tú ni tu marido toman. Imagínate cuánto van a tomar tus nietos si ven que su papá y su mamá toman’… El ejemplo es tremendamente importante”.

Por último, reflexionó acerca de las responsabilidades del Estado y los adultos: “Imagínate cuando los niños pequeños ven que los papás tienen un asado donde la cerveza es el primer invitado. Que no pueden ver la final de la copa nacional si no es con el trago. Es preocupante la situación. La ley tiene que ser rigurosa y ahí vemos fallado un poco”.