El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores “se va a disputar con ambas hinchadas en la ciudad de Madrid en el estadio Santiago Bernabéu” el 9 de diciembre a las 20.30 hora española, afirmó este jueves el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

“Este es el deporte rey. Quienes conocemos esto y sabemos que solo es ganar o perder y no matar o morir estamos dando un paso hacia delante. Quiero empezar agradeciendo al presidente de España, Pedro Sánchez, a Infantino, Scheferin, y mi amigo Florentino Pérez”, declaró Domínguez.

La decisión resuelve así la suspensión del encuentro el pasado sábado 24 de noviembre a causa de los incidentes violentos en que resultaron heridos varios futbolistas del Boca Juniors y empañaron la final.