Argentina nuevamente vivió un bochorno internacional, que se suma a la vergüenza que han vivido en el país vecino a raíz de la violencia registrada en la final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

Resulta que el presidente francés, Emmanuel Macron, llegó esta madrugada hasta Buenos Aires para participar en la Cumbre G20, sin embargo ninguna autoridad llegó a tiempo para recibirlo.

El hecho generó que un operario aeronáutico que usaba una chaqueta reflectante lo saludada a modo de recibimiento, convirtiéndose así en la primera persona que tuvo contacto con el Mandatario en suelo trasandino.

En momentos en que Macron se subía al vehículo que lo esperaba, llegó la vicepresidenta Gabriela Michetti para recibirlo oficialmente y excusarse por el momento vivido.

Según consigna TodoNoticias, Michetti le explicó que “pasó algo raro ahí. Nosotros estábamos con una persona de protocolo de cancillería y con el embajador de Francia y el vicecanciller. Nosotros teníamos que esperar que nos dijeran ‘ahora’, estaba todo cronometrado, en teoría. Y cuando nos dijeron ‘ahora’ vamos y cuando llegamos el presidente ya se estaba metiendo en el auto”.

Aquí el video: