El ex comandante en jefe de la FACh, Ricardo Ortega, defendió la ceremonia de cambio de mando en la institución y aseguró que fue de lo más austera que hay.

Luego de que el Presidente Sebastián Piñera criticara los 438 palos que costó el evento, Ortega aseguró en La Segunda que en esta instancia no hubo ni ostras ni langostas.

“Puede ser que el Presidente no está grato, que quiere que se hagan las cosas de otra manera, (pero) no hubo ostras ni langostas”, aseveró.

“El ministro de Defensa ha tratado de bajar el tono y poner las cosas en su justa proporción. El Presidente es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y si tiene algo que decir que lo haga en el ámbito que corresponda, pero estas demostraciones de poder hacen un flaco favor a la nación”, sentenció.