El gobierno oficializó hoy la creación del Parque Nacional Patagonia, con el que suma 15 millones de hectáreas protegidas en su territorio continental y 40 parques en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SNASPE), según informaron fuentes oficiales.

El nuevo espacio natural protegido ocupa 304.500 hectáreas en la austral Región de Aysén, unos 1.400 kilómetros al sur de Santiago, precisó la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en un comunicado.

Según la Conaf, el nuevo parque nacional se ubica en la zona de transición entre “la árida estepa de la Patagonia argentina y los bosques de coigüe (árbol nativo) templados de la Patagonia chilena”.

En concreto, abarca los terrenos de la exhacienda Chacabuco, donados por la Fundación Tompkins Conservations, que creó el magnate y conservacionista estadounidense Douglas Tompkins, además de las reservas nacionales Jeinimeni y Lago Cochrane.

El director ejecutivo de la CONAF, José Manuel Rebolledo, afirmó que la creación de este parque nacional “demuestra que iniciativas del ámbito público y del privado pueden transformarse en una acción de protección de los recursos naturales renovables y también de desarrollo local, fomentando así la visita responsable y sostenible”.

Asimismo, Carolina Morgado, directora ejecutiva de Tompkins Conservation en Chile, señaló que “este hito permite avanzar hacia la entrega de los parques a la Conaf y la consecuente licitación de la infraestructura de uso turístico, tal como hoteles, restaurantes y cámpings”.

El parque cuenta con una “gama de ecosistemas que incluye pastizales, montañas, bosques de coigüe y humedales” y el objetivo de esta iniciativa es que pueda protegerse esta diversidad biológica, que “constituye el hogar de muchas especies amenazadas, como el huemul (ciervo andino), el puma, el zorro, el guanaco y varias especies de murciélagos, subrayó el organismo.

Con la creación del Parque Nacional Patagonia, el sistema de áreas protegidas tendrá 102 unidades de las cuales 40 son parques, 46 son reservas y 16 son monumentos nacionales.

Todas ellas suman 15 millones de hectáreas y suponen un 20 % del territorio continental del país austral.