“Está todo bien. Una sola cosa, no soy pedófilo, por más que esté en el recuerdo”. Esas fueron las breves y confusas declaraciones del sacerdote John O’Reilly, luego de que CHV lograra dar con el condenado.

Recordemos que el hombre fue declarado culpable por abuso sexual contra una menor entre 4 y 6 años del colegio Cumbres el año 2014.

Esta búsqueda de O’Reilly surgió luego de que el Ministerio del Interior decretara su expulsión del país en menos de 72 horas.

Fue justamente este lunes 10 de diciembre cuando se cumplió la condena por abuso sexual, instancia en que se revelaron los intentos por desacreditar los testimonios de la parte acusatoria, además del envío de cartas a testigos y ofrecimiento de dinero para alterar las versiones de sus dichos.