Turnos de 9 de la mañana a 10 de la noche durante 2 semanas sin descanso, dormir en bodegas y quedar encerrados con candados en las noches eran algunas de las cosas que debían soportar 6 extranjeros que se encontraban viviendo en precarias condiciones en Magallanes.

Según consigna La Tercera, las autoridades recibieron varias denuncias que daban cuenta de esta situación, un hecho que obligó a hacer una profunda fiscalización al Departamento de Extranjería y Migración, Carabineros, PDI, Superintendencia de Electricidad y Combustibles, además de las Seremis de Trabajo y Salud.

El gobernador provincial de Magallanes, Nicolás Cogler, indicó que “le quiero decir a todas las personas que aquí viven personas que trabajan más de 14 horas todos los días, tenemos dos denuncias”.

Añadió que “vimos que vivían en condiciones deplorables y eso no lo vamos a permitir…hay que decirles a las personas que vivían en estas condiciones que en Chile así no se vive”.