El empresario Raúl Schuler quedó con arresto domiciliario total y arraigo nacional, luego de ser imputado por receptación e infracción a las leyes de Monumentos Nacionales, todo esto por la gran cantidad de obras que fueron encontradas e incautadas en su propiedad en San Francisco de Mostazal.

Según consigna Radio Bío Bío Chile, la audiencia de formalización fue súper rápida e incluso la determinación de la justicia se ordenó en menos de 10 minutos.

Mientras el Ministerio Público pedía prisión preventiva, la defensa de Schuler argumentaba que todas las pruebas en contra de su cliente eran falsas e insuficientes.

El tribunal otorgó un plazo de 180 días para la investigación.