Los equipos de emergencia de Indonesia trabajaron hoy para encontrar supervivientes entre los escombros dejados por el tsunami que golpeó el sábado el estrecho de Sonda, entre las islas de Java y Sumatra, cuya última actualización de cifras es de 371 muertos, 128 desaparecidos y 1.459 heridos.