El ex suboficial del GOPE, Patricio Sepúlveda, vinculó al ahora ex director general de Carabineros, Hermes Soto, en las versiones falsas que entregaron respecto al bullado crimen del comunero mapuche, Camilo Catrillanca (24), en medio de un operativo del llamado “Comando Jungla” en La Araucanía.

Según consigna La Tercera, el hombre formalizado por obstrucción a la investigación aseguró que el abogado Cristián Inostroza hablaba constantemente con Soto.

El hombre que negó que existieran imágenes del asesinato, pese a que después entregó dicho material, explicó que
“siempre quise mostrarlas. No supe qué hacer. Estaba muy confundido y todo se complicó. Yo no tenía abogado, esa información no podía caer en manos de cualquier persona. La entregué en el momento en que logramos encontrar un abogado defensor (…) Cuando el actual abogado tomó el caso, dijo que debíamos decirle toda la verdad y le conté de esta grabación”.

Al ser consultado por si las instrucciones para mentir podrían venir de algún alto mando, soltó que “sí. De todas las llamadas que recibía, en dos oportunidades cuando yo estaba hablando con él, me manifestó que lo estaba llamando mi general Soto”.

Recalcó que “no recuerdo día ni hora. Hay otros que al parecer lo escucharon hablar, eso es lo que sé”.

En otros pasajes aseguró que ninguno de los ex carabineros quería mentir en el caso, “pero era una orden y las órdenes se cumplen”.

“Nos faltó una mejor asesoría, alguien con experiencia. Fue una estupidez y no supimos reaccionar para oponerse, nos encontrábamos en un estado de shock, ante un suceso traumático o aterrador y muy estresante, que nuestra mente nos impedía recapacitar, pensar, estábamos más bien bloqueados”, sentenció.