Cientos de personas se dieron cita hoy en el centro de la capital para protestar por la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca a causa de carabineros, iniciativa que terminó con graves enfrentamientos con la policía uniformada, situación que también se vivió en otras ciudades.

La manifestación, en el marco del llamado de las comunidades mapuches a protestar en todo Chile durante 48 horas por el crimen de Catrillanca, arrancó pacíficamente en la Plaza de Armas de Santiago.

Allí, las personas portando pancartas y banderas del pueblo mapuche comenzaron a gritar consignas a favor de la comunidad indígena y también en contra del Gobierno del presidente Sebastián Piñera.

De improviso, los convocantes comenzaron a marchar por el Paseo Ahumada hacia la sede del Ejecutivo y cuando pasaban frente al Banco de Chile, se produjo un enfrentamiento donde siete carabineros fueron atacados.

Los uniformados se retiraron rápido del lugar, pero uno de ellos cayó al suelo, donde fue pateado por unas 15 personas, quienes además le lanzaron escupitajos.

El policía fue rescatado inconsciente por los propios convocantes y llevado a un edificio para ser atendido por las personas que pasaban por el lugar.

Minutos después llegaron las Fuerzas Especiales, originándose los fuertes enfrentamientos que terminaron con al menos diez detenidos y con cinco policías heridos.

También en la sureña región de La Araucanía se registraron serios incidentes donde resultaron lesionados otros cuatro policías.

Según Carabineros, dos de los funcionarios resultaron con lesiones leves durante la mañana y otros dos durante la tarde, en medio de cortes de ruta en la zona con grandes troncos que colocaron los comuneros mapuches.

Los manifestantes se tomaron una parte de la autopista, cerca de la localidad de Ercilla y exhibieron letreros haciendo referencia a la muerte del comunero y pidiendo la desmilitarización de la zona.

En la misma comuna, otro grupo ingresó a la municipalidad, desde donde hicieron salir a los trabajadores y ocuparon el edificio en cuyo frontis desplegaron lienzos que exigen la salida del denominado Comando Jungla de la zona, conformado por hombres del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros.

Temprano este jueves, la comunidad mapuche de Santiago entregó en la sede del Ejecutivo chileno una carta en la que pidió la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick, como máximo responsable político del asesinato del comunero Camilo Catrillanca a manos de policías.

Los representantes de la Coordinación Mapuche de Santiago ingresaron la misiva dirigida al presidente Piñera, en la que mostraron su “molestia” y “exigieron el fin” de la “política represiva” del Estado chileno contra el pueblo mapuche.

“(Esta) situación ha quedado dramáticamente de manifiesto con el asesinato de nuestro hermano Camilo Catrillanca en el “lof” (comunidad) de Temucuicui”, según la misiva a la que tuvo acceso Efe.

Camilo Catrillanca murió el 14 de noviembre de un disparo en la nuca mientras se desplazaba en un tractor, junto a un menor de 15 años, en la comunidad de Temucuicui, donde vivía, durante un operativo policial contra unos supuestos ladrones de automóviles.

Asimismo, durante este jueves se informó que al menos tres excarabineros y un abogado serán formalizados por obstruir la investigación en el homicidio del comunero mapuche.

En los últimos años el conflicto mapuche ha derivado en brotes de violencia en los que han muerto una veintena de personas, entre comuneros, policías y agricultores, mientras varias decenas de mapuches han sido procesados y condenados por diversos delitos.