Este lunes, el mediocampista nacional Marcelo Díaz brindó una conferencia de prensa para promocionar una bebida isótonica, y aunque indicó que sólo respondería preguntas respecto a ella, de igual forma hizo un espacio para comentar su presente y analizar, entre otras cosas, su ausencia en la Roja.

“Yo no soy quien decide estar o no en la Selección. Hay un técnico y es a él a quien le tienen que preguntar. Yo solo me dedico a jugar, me dedico a hacer mi trabajo dentro de la cancha y lo que corresponde afuera ya no depende de mí”, fueron las primeras palabras al respecto que dijo Díaz.

Posteriormente, indicó: “Por mi parte yo no tengo nada que hablar. Todos saben cómo se ha jugado con mi nombre el último tiempo acá en Chile. Lo único que me resta decir es que a mí me ensuciaron de muy mala forma. Por lo mismo, no pretendo dar ninguna declaración al respecto de la Selección. Como lo dije anteriormente, el técnico es el que toma sus decisiones, él tiene que responder cada tipo de preguntas”.

“Yo no estoy dolido con nadie, solamente dije que a mí me ensuciaron de muy mala forma y ya está. No le tengo rencor a nadie, no soy una persona mala leche, no soy malo, entonces no tengo que responder ninguna pregunta de ese tipo, así que digo lo que siento, como siempre lo he hecho en mi vida, y sin perjudicar ni apuntar a nadie con el dedo. La mejor respuesta que yo he tenido en todo este tiempo es callar, mantenerme al margen de cualquier situación incómoda, mantenerme al margen y pensar solamente en el fútbol y abocarme en lo que me corresponde, que es jugar al fútbol”, agregó.

Consultado por una eventual falta de compañerismo por parte de los demás seleccionados, Carepato fue tajante: “Si habrá faltado algo de parte del camarín, o de parte de los jugadores, ellos son los que tienen que responder. Yo por lo menos sí puedo responder que a compañeros les dolió mi salida porque era un gran referente dentro de la institución y del camarín. En Racing también me tratan con mucho cariño, cada vez que le pueden preguntar, ellos hablan de mí sin pelos en la lengua y si alguien no lo ha hecho acá, tendrán que preguntarles a ellos. Yo no puedo decir nada, solamente le doy las gracias a los que sí lo han hecho como es el caso de Mauricio Isla, que lo hizo llegando el otro día a Chile, pero al resto no le tengo que decir nada“.