Vecinos de diferentes barrios de Buenos Aires realizaron este viernes un “ruidazo” convocado por distintas organizaciones sociales y vecinales en protesta por los ajustes y aumentos realizados por el Gobierno argentino.

El Observatorio del Derecho a la Ciudad, el Movimiento Comunero, Argentina en Red y la Coordinadora de Asambleas Barriales llamaron a participar de las protestas, que tuvieron lugar en un total de 35 esquinas en los principales barrios de la capital argentina.

Con un sueldo de 15.000 pesos (apenas 400 dólares), Silvia Gauna, una de las vecinas que salieron a las calles del histórico barrio de San Telmo, denunció en diálogo con Efe que la subida de los precios de la canasta básica en el supermercado es donde más nota las políticas de Macri, ya que no le llega para comer.

“Esa es la verdad, la carne es oro en polvo”, aseveró la mujer.

Entre las quejas de las organizaciones, pidieron una democracia participativa y el cese de los aumentos de las tarifas, el cierre de escuelas y hospitales públicos, y la privatización de las empresas.

“Pero, ¿sabés qué?, el poder económico internacional lo va a terminar sacando, porque no va a poder pagar toda la deuda que no tenía sentido pedir. Al pueblo lo está ‘hambreando’. Vamos a terminar como Grecia, pero vamos a luchar como Francia”, culminó la vecina.

Los carteles que se pudieron ver en las calles rezaban consignas como “pagamos la luz y el agua o comemos” y estaban acompañados por un grito incesante de “fuera Macri fuera” y el sonido de múltiples cachivaches metálicos, como ollas, teteras o sartenes.

Los “ruidazos” que invadieron de nuevo la ciudad son, para José María Schinocca, un vecino jubilado de 66 años, la “respuesta” a un aumento de tarifas “indiscriminado”.

“Para las empresas todo y para los trabajadores nada”, indicó a Efe.

Según el vecino, los argentinos “votaron mal” al Gobierno actual, “engañados” por las promesas electorales.

“Votaron mal acá en mi país, votaron muy mal porque les mintieron, porque les engañaron”, transmitió.

Durante la semana navideña y antes de culminar el 2018, el ejecutivo encabezado por Mauricio Macri anunció nuevos aumentos en las tarifas del transporte público del 38 % que se aplicarán desde este mes para viajar en ómnibus, trenes y metro.

Además, el 27 de diciembre se anunciaron subidas de hasta el 55 % en la tarifa de la electricidad entre los próximos meses de febrero y agosto en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, y en torno a un 35 % en el resto de los distritos del país.