Dos personas fallecieron este sábado durante el proceso de evacuación que se llevó a cabo en los sectores costeros de la región chilena de Coquimbo (noroeste) ante una amenaza de tsunami, después de que la zona sufriera un sismo de magnitud 6,7 Ritcher, informaron hoy las autoridades.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile indicó que una de las personas fallecidas cenaba en un restaurante en la localidad de Peñuelas (Coquimbo) y sufrió un paro cardiorrespiratorio cuando comenzó la evacuación.

La otra persona murió también debido a un infarto, en la región de La Serena, sin que las autoridades hayan aportado más detalles.

A los dos minutos de ocurrido el sismo, que se registró a las 22.32 hora local (00.32 GMT del domingo), como primera medida la Onemi ordenó la evacuación preventiva hacia zonas seguras en la costa de la región de Coquimbo ante el riesgo de tsunami.


Minutos más tarde, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) estableció que las características del sismo no reunían las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile, por lo que se anuló la orden de evacuar.

El Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile detalló que el epicentro se localizó 13 kilómetros al este de la localidad de Tongoy (Coquimbo), a unos 430 kilómetros al norte de Santiago de Chile, y tuvo su hipocentro a 50,1 kilómetros de profundidad.

El movimiento telúrico se percibió también en las regiones de Atacama (norte), Región Metropolitana, Valparaíso y O’Higgings (las tres últimas en el centro del país).

Las mayores intensidades se registraron en Coquimbo y La Serena (en la región de Coquimbo) con grado VIII en la escala internacional Mercalli.

Las principales afectaciones producto del sismo de las que se ha informado se refieren al desprendimiento de piedras sobre algunas carreteras y a diversos cortes en el suministro eléctrico.