Sorpresa causó un pequeño artículo de La Segunda que señala que en Renovación Nacional existía un grupo de Whatsapp antipinochetista.

“Existía” porque el grupo virtual “RN sin Pinochet”, creado por el presidente de las juventudes del partido, Javier Molina, fue cerrado tras una reivindicación del dictador realizada por la diputada pinochetista Camila Flores.

Eran más de 100 los participantes de este grupo, entre los que figuraban parlamentarios como Andrés Longton y la dipuatda Marcela Sabat.

Según la nota, el grupo causó polémica y críticas al interior del partido y entre sus principales detractores figuraba Pedro Sabat, exalcalde de Ñuñoa y padre de Marcela.

Cuando los cuestionamientos al grupo de Whatsapp aumentaron de manera relevante, el presidente de la tienda de calle Antonio Varas le pidió a Molina cerrar el chat.

El propio presidente de la JRN dijo a La Segunda que “Decidimos cerrar el grupo de Whatsapp dado que ya habíamos conseguido el objetivo propuesto desde un inicio, el cual era hacer ver al interior de RN que al margen de las legítimas diferencias que podamos tener respecto a cómo cada uno percibe el pasado, lo importante y el foco de nuestra acción política debía estar centrado en el futuro”.