Comenzó la temporada de los festivales de cine y los chilenos se hacen presentes a nivel internacional representados por dos mujeres destacadas. La 69º edición del Festival de Cine de Berlín se desarrollará entre el 7 y el 17 de febrero, en el cual Joanna Reposi estrenará su documental Lemebel. En tanto, la cineasta Camila José Donoso presentó el largometraje de ficción Nona: Si me mojan, yo los quemo en el Rotterdam Lab de Holanda, el pasado 29 de enero.

El documental de Reposi construye un retrato íntimo, político y poético del escritor, activista y artista visual Pedro Lemebel (1952-2015) a partir de registros que hizo la cineasta en su casa desde el 2007 hasta sus últimos días, cuando peleaba contra el cáncer de laringe.

La directora de la pieza y el cronista se conocieron en 2001, cuando ella trabajaba en El Show de los Libros e hizo un video sobre El Manifiesto, una de las obras más emblemáticas de Lemebel. De ese trabajo surgió una amistad y admiración mutua, por lo que él estuvo encantado cuando Reposi le ofreció hacer un documental de su vida y obra performática, marcada por Las Yeguas del Apocalipsis.

“Pedro me mostraba material de su niñez, de su adolescencia, archivo que tenía que ver con su vida y con su obra. Partimos de una manera colaborativa, juntos soñando hacer esta película. Le interesaba mucho hacer este documental y trascender un poquito”, cuenta la directora de Matriz (2016).

Después de su muerte, Joanna Reposi buscó material de archivo como videos y fotografías, con los cuales hace intervenciones urbanas en un intento en busca de sintonizar cinematográficamente con el tono de su obra.

Pese a tratarse de una ficción, en Nona: Si me mojan yo los quemo también hay una relación cercana entre la directora y su protagonista: es su abuela. Josefina Ramírez (66) hace el papel de una señora autoexiliada en Pichilemu tras incendiar la camioneta de su ex amante. Lejos de la ciudad, la nona intenta encontrar paz en la rutina hogareña, mientras extraños incendios comienzan a afectar el sector.

Nona comenzó a producirse en 2013 y es el tercer filme de Camila José Donoso, luego de su co-dirección con Nicolás Videla en Naomi Campbel (2013) y su primera obra en solitario Casa Roshell (2017).

Sobre su búsqueda creativa, Donoso comenta que para su trabajo el contar historias pasa a un segundo plano: “Lo que busco es transmitir mundos únicos e irrepetibles, así como momentos y diálogos que cruzan la vida y emanan poesía gracias a la riqueza de quienes los interpretan”.

En Nona se retrata a una abuela dueña de casa, guerrillera, amiga, vanidosa, bromista y mentirosa. De hecho, cuenta Donoso, que en el filme hace una bomba molotov para defenderse, práctica que conoce por su pasado en la dictadura.

“Me interesaba mostrar a una mujer no víctima, sobre todo en momentos en que el feminismo está en ebullición. Eso me parece profundamente político porque Nona no es víctima de nada, ni de la soledad, ni del autoexilio, ni del aislamiento. Creo que es tremendamente político retratar a una mujer así y con esa complejidad”, afirma la cineasta.

Para Joanna Reposi, haber sido seleccionados en Berlinale es un premio en sí mismo. “Es uno de los festivales más importantes del mundo en cine. Que se conozca la vida de Pedro y que esta película trascienda, para nosotros es súper importante. Es un punto de partida”, concluye.