City Plaza Hotel

La cineasta chilena Violeta Paus estrenará el cortometraje documental “City Plaza Hotel” -codirigido con la realizadora alemana-argentina Anna Paula Hönig– en el festival de cortometrajes Clermont-Ferrand. Además, formará parte de la sección Generation Kplus en el próximo Festival Internacional de Cine de Berlín, que se realizará del 7 al 17 de este mes.

El corto sigue a una niña afgana de 12 años llamada Zhenos Persad, que escapó con su familia del conflicto armado en Afganistán. Juntos llegaron al centro de Atenas, donde viven en el Hotel City Plaza, dirigido por refugiados.

La idea de “City Plaza Hotel” nació cuando Paus vivía en París. “Mi compañero de piso era un español que había ido a realizar trabajo voluntario a Grecia con los refugiados”, cuenta la directora. “Él fue el primero que me habló de un hotel ocupado por refugiados, que durante la crisis griega quebró: el City Plaza Hotel. Este lugar ‘ocupa’ tiene la particularidad de que es autogestionado por los mismos inmigrantes”, explica.

La directora del documental “Ajawaska, fragmentos de un viaje a las alturas” dice que en el hotel conviven personas de diversas nacionalidades, como sirios, iraníes, afganos, kurdos, pakistaníes, entre otros.

Las cineastas y su equipo se instalaron en el hotel durante un mes. Ahí conocieron a Zhenos. Vivía junto a sus padres y sus tres hermanos menores en una de las piezas del hotel. Cuando llegamos ellos llevaban más de seis meses a la espera de tener papeles para poder ir a vivir a un país en el norte de Europa, pero hasta hoy (un año y medio después) siguen viviendo en el mismo limbo. En el City Plaza Hotel siempre está el riesgo que sea evacuado por la policía”, cuenta la directora.

“En nuestra película el horror está muy presente pero siempre fuera de campo. En este film se busca mostrar el lado más humano de la situación, porque antes que refugiados y de volverse ‘migrantes’ tenían una vida e ideas sobre el mundo; gente con sueños, angustias y aspiraciones, como todos”, agrega Paus.

Violeta Paus estaba de vacaciones en Grecia al momento del clímax de conflicto de la crisis de refugiados. De regreso en París, donde vivía, comenzó a ver familias viviendo en la calle. “Junto a Anna Paula nos sentíamos muy afectadas por cómo se trataba el tema de los refugiados; se hablaba de ‘enfermedades’ y ‘violencia’ que llegaban a Europa. Recuerdo que hicimos una analogía a los zombis: el terror que se difundía en los medios que mostraban una ‘ola de refugiados’, como una invasión. Todo eso nos parecía alejado de la realidad, absurdo”.

Zhenos, la protagonista, les llamó particularmente la atención por su edad, sus responsabilidades en su familia y los cambios que vive en la preadolescencia. “Por otro lado, nunca hubo dudas de que la protagonista tenía que ser una niña. Hay que pensar que somos dos mujeres directoras y nos parecía natural filmar una mujer y reflexionar sobre la manera de representar a las mujeres sin victimizarlas, como hacían los medios”, explica la directora.

El estreno de “City Plaza Hotel” en Berlinale y Clermont-Ferrant es una gran oportunidad para las realizadoras de mostrar la situación de los refugiados: “El hecho de que el film se presente en estos dos festivales tan importantes, le dará mucha visibilidad al caso”, destaca Paus.