El senador Andrés Allamand fue uno de los pocos político del oficialismo que salió a criticar al empresario Matías Pérez Cruz tras el clasista episodio que fue viralizado este miércoles en Lago Ranco.

“El terreno pudo haber sido fiscal o privado, pero bastaba con señalar cuál era aquel de uso público y dejarlas disfrutar. Echarlas porque molestaban a sus visitas, evidencia el verdadero problema social que sufren muchos en nuestro país. Sr. Matías Pérez, aún puede disculparse” fue una de sus frases.

Allamand señala que sus críticas tienen que ver con “es imprescindible erradicar la arrogancia y la prepotencia de nuestra convivencia social”. Al mismo tiempo asegura que el empresario ha recibido tantos disparos porque “las redes sociales son particularmente críticas de todas aquellas conductas que suponen agraviar a las personas”.

En el mismo tono, el representante de RN aseguró a La Tercera que “Señalé ayer que una disculpa contribuiría mucho a dejar atrás este incidente. Pero hasta ahora eso no se ha producido”.

La Tercera le consultó insistentemente si esto era una especie de revancha y Allamand contestó que “No existe ninguna finalidad ni segunda intención. Yo, al igual que muchos otros, hemos manifestado nuestra opinión respecto a un hecho que se volvió público y que considero reprobable”.