Tras el tremendo papelón que protagonizó el presidente de Gasco, Matías Pérez, con tres mujeres a las que intentó echar de una playa del Lago Ranco, el empresario decidió enviar una carta a sus trabajadores para reflexionar sobre el caso.

Según consigna Emol, Pérez aseguró que “lamento más que nadie que la situación personal en que me vi involucrado y que es de público conocimiento, los haya afectado a Uds. y a nuestra empresa”.

Añadió que está esperando la respuesta de las afectadas para “hacer las paces”.

En otros pasajes de la misiva, el abogado de profesión admitió que “he reflexionado con humildad y creo debemos tener buenas relaciones entre los compatriotas, especialmente si son vecinos. Creo que debemos desterrar tanta maledicencia de nuestra sociedad y darle cabida más a la benedicencia. Y en eso quiero contribuir también”.

A renglón seguido, apuntó que “como miembro de empresa Gasco y en mi rol de presidente de su directorio les pido tengamos tranquilidad y separemos este episodio mío personal del importante rol de Gasco como una empresa de reconocida reputación y prestigio que ha colaborado por más de 162 años con el desarrollo de la industria de la energía en Chile”.

“Los valores y profesionalismo de cada uno de ustedes, que son las personas que forman parte de Gasco, es lo que permitirá seguir trascendiendo en el tiempo como una empresa que genera valor compartido y que es respetada por todos los chilenos”, cerró.