El renunciado cardenal, Ricardo Ezzati, concedió una entrevista a Ahora Noticias, instancia en la que profundizó sobre la tremenda crisis que enfrenta la Iglesia chilena, todo esto tras los bullados casos de abusos sexuales cometidos y las acusaciones en su contra por posible encubrimiento.

En este sentido el religioso se mandó una frase para el bronce, que dice lo siguiente:

“Estoy convencido que esta crisis que vive la Iglesia es justamente un regalo de Dios”.

Ezzati explicó que las investigaciones por abusos sexuales representan una gran oportunidad “para mejorar, para transformar y convertirse de lo que son las limitaciones humanas, pecaminosas, propias de la persona humana”.