El miembro fundador de la UDI, Jovino Novoa, ya cumplió en libertad toda su condena por el bullado caso Penta, que dice relación con el financiamiento trucho de la política.

Novoa había sido condenado en 2015 a tres años de presidio menor por facilitación de boletas truchas a dicha firma. Esa sentencia ya la cumplió con firma mensual y en completa libertad.

Con esto, incluso, el ex legislador puede también optar a cargos públicos.

Su abogado defensor, Matías Balmaceda, manifestó a Radio Cooperativa que “se da por cumplida su condena, literalmente queda sin ningún tipo de inhabilidad para ejercer cargos públicos, entendiendo que la inhabilidad era sólo durante el tiempo de la condena”.

Añadió que “adicionalmente él podría optar a recuperar su irreprochable conducta anterior haciendo un trámite administrativo ante el Registro Civil que se llama ‘eliminación de antecedentes’…está en libertad absoluta, como cualquier ciudadano que puede ejercer sus derechos en forma completa”.