Este fin de semana Marcelo Díaz, Eugenio Mena y Gabriel Arias, los chilenos de Racing, se coronaron campeones del fútbol argentino con el equipo de Avellaneda y lo festejaron con todo.
Pese a no disputar el encuentro en el estadio propio porque jugaron de visitante, empataron 1-1 ante Tigre en el sur de Buenos Aires y con eso les bastó para dejar sin opciones en la última fecha a Defensa y Justicia de Sebastián Beccacece, por supuesto hubo festejos al por mayor y la emoción corrió por las venas de hinchas de la Academia que llegaron en masa a festejar al Obelisco, en una tradición comparable a lo que se hace en la Plaza Italia.
Ahí Gabriel Aranda, ferviente hincha del equipo de los chilenos, se llevó los focos porque llegó con el cráneo de su abuelo a la fiesta. “Es mi abuelo Valentín. Lo saqué del nicho. Es la cábala de Racing”, dijo Aranda cuando fue entrevistado por la televisión local.

Díaz, Mena y Arias se unieron a un selecto grupo de 14 futbolistas nacionales que ante habían levantado un título en el país transandino, entre los que destacan nombres como Marcelo Salas y Alexis Sánchez. “Me quedo feliz por la gente de Racing, por el club que se merece este campeonato. Hace cinco años estaban esperando”, dijo Carepato, quien también tuvo un espaldarazo de su señora a través de sus redes sociales. “Jamás podrán opacar tu esencia, eres un ser humano increíble, un jugador como pocos, con una humildad que pocos tienen, capaz de aceptar las injusticias más grandes y aceptarlas como pruebas”, escribió Karen Santa María, tocando el tema de la negativa de Reinaldo Rueda a retornarlo a la Roja.