(Imagen referencial).

La Clínica Tabancura suma una nueva condena por negligencia médica. Esta vez, el tribunal la condenó a pagar $ 250 millones más costas tras comprobar que la vida de una paciente se puso en riesgo, luego de ser sometida a una intervención post parto que se practicó de manera negligente por uno de sus profesionales médicos.

Así lo estimó el fallo dictado este lunes, el cual desestima los alegatos de los demandados y comprueba el perjuicio moral ocasionado a la víctima y a su familia.

El monto de la condena civil se fija “en atención a la entidad del daño sufrido por la afectada. En riesgo estuvo su vida, además de la conducta desarrollada por Patricio Stuardo Arenas y la falta de control de la empresa demandada”, precisó el documento.

A la demanda civil se sumó el inicio de un procedimiento criminal en tramitación aún y cuyo objetivo persigue condena de cárcel para quienes resulten responsables.

En 2017, la Corte Suprema confirmó la sentencia que obligaba a la misma clínica a pagar $ 895 millones por también las consecuencias de un parto atendido en el recinto.