Ha escalado inusitadamente la polémica en torno a la Consulta Indígena que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social y Familia en Valdivia.

Durante el jueves, a partir de unos videos difundidos en las redes sociales, se detectó la presencia de militares que participaron del proceso al interior del Hotel Melillanca en dicha ciudad.

Según un comunicado del Cuartel General III División de Montaña publicado por Cooperativa, el órgano castrense efectivamente confirmó que hubo participación de conscriptos en la consulta, sin embargo, subrayaron de que “se le otorgaron las facilidades para que personal militar de etnia mapuche asistiera voluntariamente“.

Por otro lado, Ciper reveló que el jefe de gabinete del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, Juan Pablo Longueira, adquirió 14 hectáreas pertenecientes a la comunidad Ignacio Yevilao de Villarrica.

En conversación con el sitio Interferencia, la diputada Emilia Nuyado (PS) solicitó la renuncia del ministro Alfredo Moreno y adelantó que tanto él como el hijo del exsenador Pablo Longueira serán citados a la comisión investigadora de compra irregular de tierras indígenas que ella preside.

“El desconocimiento de Moreno en materia indígena, de no proteger las tierras, ha sobrepasado todos los límites. Él debiera dar un paso al costado, esto no resiste, con los antecedentes de Longueira es impresentable que persista con la Consulta Indígena, todo para liberar las tierras, para que se modifique la ley para que no queden protegidas y el mercado empresarial las adquiera”, disparó.

Por otro lado, la legisladora mapuche manifestó que desde el Gobierno “impulsan una modificación de la Ley Indígena a la fuerza, con toda la negativa que han tenido las comunidades del país. Queda claro que lo que tienen como objetivo es que se sigan comprando tierras indígenas. Hoy lo hacen violando la ley y mañana quieren hacerlo con mayor flexibilidad“.