Un grupo de científicos detectó que un nuevo hueso está apareciendo en el cráneo de los seres humanos debido al uso excesivo de celulares.

El estudio publicado en la biblioteca de revistas científicas Wiley muestra una protuberancia justo arriba del cuello, la que incluso puede ser palpable al presionar con los dedos en casos más desarrollados.

Los investigadores de la Universidad de Sunshine Coast (USC) bautizaron este hueso como protuberancia occipital externa y atribuyen su aparición al constante movimiento de cuello para mirar el celular y el peso de la cabeza, que bordea los 4,5 kilos.

Mediante radiografías a la columna cervical lateral sacadas a personas de entre 18 y 30 años de edad, descubrieron que la protuberancia está presente en 218 casos. De ellos, al menos un 10% ya tenía un hueso de al menos 2 centímetros de largo.

También detectaron que el hueso está presenta más en hombres (67%). El más largo en el caso de los varones alcanzó los 3,6 centímetros, mientras que en las mujeres fue de 2,7.

El dr. Davis Sahar, uno de los líderes de la investigación, reconoció que este “abultamiento” ha ido apareciendo en sus consultas durante los últimos 20 años.

“Mantener esta posición por períodos prolongados de tiempo puede aumentar la presión en la coyuntura donde los músculos del cuello se adhieren al cráneo, y es probable que el cuerpo responda creando nuevos tejidos óseos, lo que origina a esa protuberancia”, explicó.