La polémica está instalada en Argentina luego de la eliminación en semifinales ante Brasil, donde la selección de Lionel Messi y compañía se sintió perjudicada luego del partido.

¿Qué reclamaron? Que el VAR no se utilizó en dos jugadas en que pedían penal: una de Sergio Kun Agüero y otra de Nicolás Otamendi. “Se cansaron de cobrar boludeces en esta copa y hoy no fueron nunca al VAR”, dijo tras el encuentro Lionel Messi, dando cuenta de la molestia albiceleste.

Lo cierto es que en las últimas horas se dio a conocer que el chiche de la FIFA, que ha debutado en Copa América este año, tuvo problemas antes del inicio del partido. Así lo detalló el medio brasilero Globo Esporte.

El Comité Organizador local reconoció que la señal de comunicación entre el árbitro del partido, el ecuatoriano Roddy Zambrano, tuvo inconvenientes para conectar con la de los jueces del VAR en la previa del encuentro. Dichos inconvenientes habrían pasado porque la seguridad del presidente Jair Bolsonaro, quien asistió al estadio Mineirao de Belo Horizonte, bloqueó la señal, detallaron. La Agencia Nacional de Telecomunicaciones habría resuelto el asunto, indicaron.