Polémica ha generado en Estados Unidos un nuevo episodio de racismo, esta vez protagonizado por el ejecutivo de YouTube, Christopher Cukor, en la ciudad de San Francisco.

Según relata el New York Post, el hombre llegó junto a su pequeño hijo al edificio donde viven cuando se percata de un hombre afroamericano que estaba en la entrada, llamado Wesly Michel.

En ese momento, Cukor le llama la atención, le exige que llame a la persona que viene a ver por el citófono, para que baje por las escaleras y venga a atenderlo.

El joven comenzó a grabarlo pidiéndole que se vaya, mientras el ejecutivo lo amenaza con llamar a la policía. En ese momento, su hijo se inquieta y le pide que se detenga.

“Escucha a tu hijo”, le dice Michel, mientras el pequeño angustiado le dice: “Papi, ¿ves?. Estoy de acuerdo con él, papá. Es lo mejor. No me gusta esto. Vámonos” y luego empieza a llorar.

Pero a Cukor poco le importó la reacción de su hijo, porque efectivamente llamó a la policía y por teléfono inventó que el joven se había colado al edificio:”Parece afroamericano (…) me está grabando, se niega a marcharse y dice que voy a ser la próxima persona en salir en televisión”.

Justo en ese momento aparece Kathy, la mujer que vive en el edificio y que estaba esperando a Michel. “¡Papá, mira en lo que nos metiste, vámonos!” le dice el niño mientras él corta el llamado con rostro humillado.

“Sigue quedando como un imbecil frente a su hijo”, cierra Michel al final antes de publicar el video en su cuenta de Facebook.