En 2018 el ingreso medio de los hombres en Chile fue de 652.397 pesos netos mensuales, cifra que es un 27,2% superior a la de las mujeres, lo que supone una reducción de la brecha salarial de género en 2,1 puntos respecto a 2017, el mejor dato desde 2010.

Asimismo, el ingreso mediano -el que recibe un individuo representativo de la mitad de la población- de los hombres en 2018 fue de 411.100 pesos, lo que implicó una brecha de 16,5% respecto al menor sueldo de las mujeres, dato que es 4 puntos inferior al de 2017 y que también supone el mejor desde 2010.

En concreto, las mujeres tuvieron en 2018 un ingreso medio de 474.911 pesos y un ingreso mediano de 343.234 pesos en 2018, según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En términos generales, durante el año 2018 la mitad de los trabajadores en Chile percibió ingresos menores o iguales a 400 mil pesos al mes, mientras que el ingreso laboral promedio de la población ocupada fue de 573.964 pesos (unos 815 dólares) ese año.

Así se desprende de la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2018 del INE, que fue aplicada en el trimestre octubre-diciembre de dicho año con el objetivo de caracterizar los ingresos laborales de las personas ocupadas, así como los ingresos de otras fuentes de los hogares, a nivel nacional y regional.

Al analizar cómo se distribuyen los ocupados que ganan una cantidad igual o menor al ingreso mediano (400 mil pesos), el 50,2% corresponde a mujeres, mientras que el 43,5% a trabajadores informales.

Considerando grupos de edad, la encuesta dejó ver que el 11,5% son jóvenes entre 15 y 24 años y el 30,9 % son adultos entre 55 y más años, lo que es 3,6 puntos porcentuales y 3,2 puntos porcentuales mayor a la proporción observada para el total de ocupados, respectivamente.

Según la ESI, en 2018 se mantuvo la relación positiva y creciente entre el ingreso y el nivel educacional que mostraron las mediciones de años anteriores.

Así, los mayores ingresos mensuales medio y mediano los obtuvieron quienes tienen postgrado (1.783.373 y 1.500.000 pesos, respectivamente), mientras que los menores ingresos fueron recibidos por las personas con nivel educacional primario (287.585 y 270.974 pesos, respectivamente).

Los ocupados con nivel educacional secundario representan un 43,8% del total de ocupados y perciben, en promedio, 0,4 veces los ingresos alcanzados por aquellos que poseen nivel educacional universitario.

A su vez, los grupos ocupacionales de mayor calificación percibieron los ingresos más altos.

La categoría “directores, gerentes y administradores” registraron los mayores ingresos medio y mediano (1.706.233 y 1.200.000 pesos, respectivamente), en contraste con los ocupados en la categoría “ocupaciones elementales”, que recibieron los menores ingresos medio y mediano (276.226 y 280.000 pesos, respectivamente).