Agencia Uno, imagen de referencia

Nanoviviendas: Relatos de personas que viven en departamentos de 20 metros cuadrados en Chile

Aunque algunos lo consideran un buen lugar para vivir, otros consideran que no es un espacio apto para que una familia se desarrolle de buena manera.

Agencia Uno, imagen de referencia.

El tema de los departamentos pequeños se destapó en Chile después de que una constructora mostrara un anuncio donde ofrecía la venta “en blanco” de un inmueble de 17,80 mts2 a un costo de 62 millones de pesos, según informó La Cuarta.

Esto generó indignación en redes sociales, incluso el diputado Gabriel Boric mostró su enojo frente a este aviso.

“Esta empresa (Inmobiliaria Armas) se pasó. 60 millones se pesos por un departamento de 18 m2 (más 1 de terraza) en Parque Almagro. Y así va creciendo la burbuja inmobiliaria al amparo de la voracidad de empresas como ésta”, escribió el diputado.

Pero, no todos lo ven de la misma manera. Por ejemplo, Priscila Alfaro (43) llegó hace cinco años a uno de estos departamentos, ubicado en Quinta Normal.

El tamaño es ideal porque tengo pocas cosas y no pretende pasar mucho tiempo en el departamento, solo el fin de semana”

“Llegué por un aviso en internet y cuando lo ví dije ‘es el lugar para mí’. La mayoría de las personas se enfoca mucho en las cosas y no en las acciones. Yo soy de hacer cosas, de salir, por eso me acomodaba un lugar pequeño. Para dormir, hacer mis cosas, cocinar. Mi vida la hago afuera, entonces el espacio era ideal”, cuenta la mujer.

El inmueble no supera los 23 metros cuadrados, de la cocina pasa a la habitación que sirve de living y comedor. Pero en la que no cabe una cama de dos plazas.

“No es tan grave. Duermo súper bien. Vivo una forma de vida que apuesta a la austeridad”, dice convencida.

Otro caso es el de Camilo Henríquez (29), quien en vez de comprar, arrienda este tipo de departamentos. El inmueble cuenta con 24 metros con un costo de arriendo de 275 mil pesos.

“Trabajo en Las Condes y lo ideal es quedar bien ubicado, cerca del Metro. El tamaño es ideal porque tengo pocas cosas y no pretende pasar mucho tiempo en el departamento, solo el fin de semana”, comenta el joven.

Para el académico de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Mayor, Gerardo Ureta, este tipo de departamento entrega una necesidad a un grupo de personas que no tiene ningún problema en habitar un espacio pequeño.

“Para que una familia se desarrolle de buena manera se necesita un mínimo de espacio y claramente es muy superior a lo que hemos conocido, con estas mini viviendas o nanoviviendas

“Hay una alta demanda por este tipo de construcciones. Se hacen y la gente los compra y viven felices. Es evidente que las personas están viviendo cada vez más solas y estos departamentos vienen a cubrir esa necesidad. Desde el punto de vista público hay problemas porque al ser pequeños pueden traer afectaciones como mayor densidad poblacional, congestión vehicular. Mayores flujos, contaminación, aumenta la demanda por infraestructura y servicios que obliga al Estado a invertir”, asegura el académico.

Sin embargo, no todos piensan así. Uno de ellos, es el Gobierno.

“Nosotros estamos absolutamente conscientes y lo creemos en profundidad, que para que una familia se desarrolle de buena manera se necesita un mínimo de espacio y claramente es muy superior a lo que hemos conocido, con estas mini viviendas o nanoviviendas”, destacó el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg.

Además, el jefe de la cartera de Vivienda destacó que se comenzó a evaluar los metros construidos, ya que estos las dimensiones de los departamentos que se construyen en nuestro país no están regulados por ley.

Comentarios