Sección "Lección de Cine" en FIC Valdivia 2019: Aprender desde la imagen

Sección “Lección de Cine” en FIC Valdivia 2019: Aprender desde la imagen

El foco orientado al repaso de los clásicos formativos de la historia presentará este año filmes de Federico Fellini, Jacques Tati, Sergei M. Eisenstein y Andrezj Munk.

Desde antes que se instituyera la cinefilia como disciplina orientadora, el aprendizaje sobre cine se hacía directamente en la pantalla de manera permanente y la mayoría de las veces asistemática. La Cinemateca Francesa, creada en 1936, funcionó durante décadas como una escuela de cine sin serlo. La sola exposición a las películas en sus programaciones semanales permitió generar una visión sobre cine en una extensa población de jóvenes y muchachos que no tenían virtualmente otra entretención.

En sesiones como esas aprendieron a ver cine algunos de los míticos críticos y cineastas que animaron la eclosión estética y política que significó la Nueva Ola en Francia, como François Truffaut, Jean-Luc Godard o Jacques Rivette. Era el cine y el contacto directo con su estética sin mediadores ni traductores lo que permitía esa multiplicidad de miradas y percepciones que serían clave en la definición heterogénea del cine francés de las décadas siguientes.

Mucho de ese espíritu es lo que ha animado a FICValdivia a crear la sección La Lección de Cine, una suerte de clase magistral en la que el público puede relacionar cuánto de los desarrollos que el lenguaje audiovisual ha alcanzado en la actualidad se conecta, a favor o en contra, de las grandes obras que en tiempos pretéritos abrieron caminos de expresión.

Es una clase de cine condensada en un puñado de filmes clásicos que se han convertido en parte de la historia, en la definición de esencia y en una obra ineludible para quien siente algo de emoción por su estética.

En años anteriores fue Artistas Bajo la Carpa de Circo: Perplejos, de Alexander Kluge; Madre e Hijo, de Aleksandr Sokurov, y el filme mudo Ménilmontant, de Dimitri Kirsanoff. La edición pasada presentó Ladrón de Bicicletas, de De Sica; El Séptimo Sello, de Bergman, y Vidas Secas, de Pereira Dos Santos.

Este año la sección ha incluido ineludibles como Aleksander Nevsky (1938), de Sergei M. Eisenstein; Sangre sobre Rieles, del Andrezj Munk (1956), Julieta de los Espíritus (1965), de Federico Fellini, y Mi Tío (1958), de Jacques Tati.

De la épica as la sátira

El filme de Eisenstein, retirado de circulación por las autoridades soviéticas luego de la firma del pacto de no agresión entre Alemania y la Unión Soviética, es un filme épico sobre las luchas del Príncipe Nevsky y de su pueblo para enfrentar a los invasores teutones. Como en su obra muda, el filme se estructura en gran medida sobre bases no narrativas, en este caso sobre la densa y vibrante composición de Sergei Prokofiev -a la vez modernista y que rescata mucho de los sonidos folclóricos de la región-, que más tarde adquiriría independencia en la forma de cantata.

Si el filme de Eisenstein es épico y colosal en su composición, el relato de Munk es íntimo quieto y doloroso. Sangre sobre Rieles se sitúa en el despertar del cine polaco luego de traumático paréntesis de la guerra y se centra en la investigación que se abre cuando un hombre, probablemente un anarquista, muere arrollado por un tren. A través de numerosos relatos el filme reconstruye, de manera ambigua y fascinante, la figura y las razones de la víctima.

Julieta de los Espíritus, rodada inmediatamente después de Ocho y Medio (1963), supone una prolongación del estilo caleidoscópico, subjetivo y levemente irracional del realizador de La Dolce Vita, que esta vez se centra en la insatisfacción de una mujer casada ante la eventual infidelidad de su marido, que despierta en ella fantasías y delirios. 

Mi Tío, una de las más importantes películas del cine francés, reencuentra al personaje de Hulot, creación del director Jacques Tati, quien va a visitar a su sobrino, que vive en un barrio moderno y mecanizado. A partir de esa idea Tati describe uno de sus temas preferidos, el de la deshumanización de las sociedades industrializadas, obsesión que permanecerá en sus siguientes Playtime (1967) y Hulot al Volante (1971) en las que, como acá, construirá un humor principalmente visual de gran originalidad.

*Todas las funciones de La Lección de Cine se efectuarán en la Sala Paraninfo de la Universidad Austral.

Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. --------------------------------