Un niño herido a bala

Estaban poniéndole bencina al auto cuando se encontraron con una turba y Carabineros que venía disparando detrás. Las balas hirieron al chofer del auto, de 18 años y a dos menores de edad: Kimberly de 9 y Máximo de 10. Hoy Máximo se recupera en el Hospital Félix Bulnes mientras su mamá, que está sin trabajo y vive de allegada, lo acompaña día y noche. A pesar de todo, ya ha tenido que pagar algunos exámenes de manera particular. Hasta el 26 de octubre según la Defensoría de la Niñez, ya iban 19 niños heridos con perdigones y 6 con balas pertenecientes a la policía o a militares.

Comentarios