Fútbol femenino en Chile: Mucho por hacer todavía

Emilia Rothen

Fútbol femenino en Chile: Mucho por hacer todavía

Por Fernanda Pinilla

Recopilado por Paolo Villagrán

El balance del 2019 para el fútbol femenino ha sido positivo. Soy súper consciente que existen muchas niñas y varios equipos que todavía no tienen las condiciones ni entregan las mejores herramientas para que sus jugadoras se dediquen al fútbol, y es innegable, pero tampoco hay que desmerecer la visibilidad que se la ha dado a la actividad este año. Los partidos fuertes del torneo femenino fueron transmitidos a través de televisión. Por otro lado, los equipos comenzaron a utilizar a sus jugadoras en las promociones y publicidad de las camisetas de los equipos. Eso marca un antes y un después en que el fútbol femenino se perciba como un producto a comercializar, y desde ahí, hablar de un cambio de mentalidad en cómo se piensa nuestro trabajo. 

Evidentemente, todo lo antes mencionado no cambia las condiciones de todas quienes están inmersas en este mundo, pero sí comienza a acercar el fútbol femenino al público. Lo mismo ocurre cuando las jugadoras se sienten respetadas y queridas por su equipo. Eso inclina la balanza a un 2019 positivo. 

De todas formas, es importante recalcar que aún no tenemos contrato, que el seguro médico con el que contamos algunas es muy precario y que no todos los equipos cuentan con un cuerpo técnico bien formado. Esas son las luchas más significativas que debemos seguir dando y empujando, por la dignidad de todas. Es bueno que nos reconozcan y que nos empiecen a considerar en su eventos y publicidades, pero evidentemente queda corto

No me atrevería a decir que la Selección Femenina es un oasis dentro del panorama completo del fútbol femenino en Chile. Probablemente el fútbol femenino en su conjunto se puede catalogar como un oasis dentro del panorama deportivo nacional, a partir de la Roja femenina. ¿Por qué? Porque creo que nuestra Selección funciona muy bien y es un ejemplo a nivel latinoamericano: estamos teniendo competencia y roces con potencias mundiales. Nuestro nivel ha ido aumentando y eso se ve reflejado en cada partido dónde jugamos. 

¿Hay cosas que mejorar? Por supuesto. Con el Mundial, quizás lo que más se ha ganado es el espacio que la mujer ha tomado en el fútbol. Y con eso no solo me refiero a jugar, sino que también a que mujeres se ubiquen en roles fundamentales como entrenadora, preparadora física, kinesióloga deportiva orientada en el fútbol, como dirigenta de equipos y también árbitros. Durante este año se abrieron, o más bien se rompieron, muchos paradigmas del fútbol. Gran parte de los equipos que participaron en el mundial tenían su cuerpo técnico conformado por mujeres. Y también parte de la organización estaba compuesta por mujeres, entonces eso habla bien de todo lo que tiene para mostrar el mundial, no solo lo únicamente deportivo. 

Ahora, desde la parte deportiva creo que también se ha ganado mucha representación para las niñas. Que ellas se sientan representadas e identificadas con las jugadoras que tuvimos la oportunidad de jugar un mundial, con las jugadoras que hoy estamos en la Selección. Nuestras historias personales son muy similares a las de todas, o la mayoría, de las niñas que están jugando hoy al fútbol. Esa visibilidad también es muy potente, muy buena, y espero que esto ganado sea una medida de presión para los clubes

No nos podemos quedar atrás, porque siempre hemos pensado que tenemos grandes clubes y una muy buena Selección, pero aún estamos al debe con las grandes potencias -con esas que nos gusta compararnos siempre- y si queremos ir para allá, hay que potenciar la base, el fútbol y la competencia local. No hay otro camino

Por ejemplo, que el torneo femenino sea transmitido por televisión, no solo depende de los clubes y las asociaciones. También de los canales que tienen los derechos de transmisión del campeonato femenino. Mientras tengan los derechos y no quieran transmitir los partidos porque genera gasto más que ganancia, no va a venir ningún proyecto más pequeño que solamente se focalice en el fútbol femenino.  

Que tenga éxito o no, dependerá de cómo se vea ese producto, pero no creo que estemos lejos de que le pueda ir bien. Un ejemplo de eso es la Selección. Faltaban referentes mujeres en el fútbol y en todos los ámbitos. Hay otras áreas, no solamente en el fútbol. Es verdad que hay un montón de mujeres en la música, la comedia y otras instancias, pero siguen siendo minoría. Además sigue considerándose a menor escala su trabajo. Es un mensaje a la sociedad: Las oportunidades para las mujeres siempre han sido menos.

Es lindo que en el fútbol las niñas ya no se sientan invisibles con su amor y pasión por este deporte. Puedes encontrar muchas Francisca Lara, muchas Coté Rojas y así, que quizás hoy en día tienen ocho o nueve años. Muchas Tiane Endler, muchas Yanara Aedo, Claudia Soto y así. Jugadoras que vienen de regiones, hablando del centralismo que hay en Santiago porque todo pasa acá

Imagínense, si es difícil para un hombre que se quiere dedicar al fútbol y es de regiones, logren imaginar lo que es para una mujer en ese mismo lugar, por más que tenga las condiciones para el fútbol. Conocer esas historias motiva e impulsa a las niñas a soñar. 

*Fernanda Pinilla es jugadora del Santa Teresa de España y de la Selección Chilena adulta de fútbol. Además, es licenciada en Física de la U. de Chile.

Comentarios
Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. --------------------------------