Alcoholismo, drogas y suicidios: los sumarios de Carabineros puertas adentro

Foto: Agencia UNO

Pacoleaks

Alcoholismo, drogas y suicidios: los sumarios de Carabineros puertas adentro

Documentos liberados por los pacoleaks revelan mucho más que persecución a líderes de movimientos sociales. En la interna, los datos son categóricos: la causa de sumario que más se repite es el abuso del alcohol durante el servicio, los traslados separan incluso a parejas de uniformados con hijos en común, y la tasa de suicidios dentro de la institución es más del doble que la de los chilenos comunes y corrientes. A través de sus sumarios internos quedan de manifiesto algunos de los aspectos de la crisis que los afecta puertas adentro.

Nadie se dio cuenta que el Cabo 1º F.A.M.P. había iniciado su turno esa mañana con un fuerte olor a alcohol. Y si alguien lo notó, no dijo nada. Horas más tarde sería sometido a la prueba del alcotest y marcaría 1.08 gramos de alcohol por litro de sangre: estado de ebriedad. Ese 12 de mayo de 2019, la primera tarea que el Cabo 1º debía realizar en la 14va Comisaría de San Bernardo, sería conducir el vehículo de traslado de imputados al Tribunal de Garantía de la misma comuna. A las 9 de la mañana, F.A.M.P. retrocedió con el furgón policial y chocó el portón de ingreso del tribunal, provocando “daños de mediana consideración”, según dice el sumario breve al que fue sometido. El Cabo 1º fue detenido, se le realizó el ya mencionado alcotest a las 9:23, otro a las 10:22 que arrojó 1.00 g/L, y finalmente fue llevado al Hospital San Luis de Buin a las 12:30 para realizarle una alcoholemia. Con menos de 0.8g de alcohol por litro de sangre, el incidente es tipificado como “bajo la influencia del alcohol”. Sobre ese número, se ubica la categoría “estado de ebriedad”, que considera penas más duras. Carabineros, a través de Transparencia, comunicó que el Cabo 1º F.A.M.P. fue dado de baja por el concepto de “Conducta Mala”, sin especificar la fecha de la baja.

Los accidentes provocados por el consumo de alcohol son los que más se repiten en los sumarios internos revelados por los pacoleaks, el hackeo más grande sufrido por Carabineros. Son más de 30 mil archivos repartidos en 9 gigabytes de datos, liberados por los hackers MenteMalicia y RebelSide. Entre las decenas de miles de archivos hay de todo:  informes de inteligencia, permisos de uso de días libres, hojas escaneadas de libros de novedades, licencias médicas, fotos de visitas a jardines infantiles y algunos documentos reservados. Entre ellos, sumarios, informes técnicos y secretos. 

Los sumarios breves son una figura especial en Carabineros. Revisan hechos que la mayoría de las veces termina en anotaciones en la hoja de vida de los involucrados, pero a veces, puede terminar con la expulsión (“anotaciones negativas que pueden tener un impacto en la permanencia de la institución”, en palabras del General Director de Carabineros, Mario Rozas, cuando confirmó la participación de carabineros en violaciones a los Derechos Humanos, el pasado 12 de diciembre). 

Dentro de los archivos liberados, destaca un archivo Excel que recopila todos los casos de sumarios que hasta el momento del hackeo se encontraban en la Fiscalía Administrativa de la Zona Central. Son más de 51 casos y el que más se repite, una y otra vez, son los accidentes de tránsito en estado de ebriedad. La mayoría de las bajas por problemas relacionados con la ebriedad se resuelven bajo sumario breve, pero en esta planilla hay por lo menos 10 casos que mantienen algún trámite pendiente. “Conducción estado de ebriedad”, “Accidente de tránsito estado de ebriedad”, “Ebriedad y amenazas expuesto a público”, “Delito de hurto”, son algunas de las causales de baja contenidas en este archivo. Llama la atención que la comisaría que más casos aporta a esta planilla es la 56º de Peñaflor, con 9 bajas entre 2014 y 2019, fechas que abarca el documento. La mayoría por ebriedad, pero también por drogas.

El 21 de junio de 2012, ocurrió un accidente en Avenida Lo Blanco a la altura del 124, comuna de El Bosque. Un Toyota Yaris impactó a un ciclista de 39 años. Carabineros llegó a tomar los datos del accidente, cuando se dan cuenta que el conductor del automóvil era un compañero de labores de la comisaría de Quinta Normal. Se trataba del Cabo 2º R.I.G.A., quien estaba totalmente ebrio. Aseguró que había estado tomando todo el día, ya que apenas salió de su turno nocturno, a las 10 de la mañana, se dirigió a la casa de unos amigos, donde tomó “OCHO (08) vasos largos de pisco con Coca Cola”, asegura el sumario. A través de Transparencia, Carabineros comunicó que el Cabo 2º R.I.G.A. fue dado de baja, sin especificar la fecha.

El consumo de alcohol también provoca peleas dentro de las mismas comisarías. El Cabo 2do A.C.R. estaba de franco mientras cumplía sus servicios en el Retén Sierra Gorda, en la Prefectura de Calama, en julio del 2016. Tenía la noche libre, pero el estricto código interno de Carabineros establece que todo el personal soltero que cumpla guardia ese día, debe presentarse antes de las 3 de la mañana en el cuartel, sin excepción. Por ese motivo fue reprendido por el Sub Oficial D.T., cuando vio a A.C.R. tambalearse hacia el cuartel, cerca de las 4:40 de la madrugada. Se había celebrado una fiesta en el centro de la comunidad rural de Sierra Gorda, y A.C.R. había participado de ella. D.T. al elevarse el tono de la discusión, amenazó a A.C.R. con registrar su estado de ebriedad en el Libro de Novedades, y es en ese momento en que A.C.R. le pegó un cabezazo que le partió el labio a D.T. Tuvieron que llamar a más carabineros para controlar a A.C.R. Finalmente la institución decidió darlo de baja por “Conducta mala”, el mismo año que ocurrió el incidente.

Carabineros. Foto: Agencia UNO

Hay un documento interno de Carabineros, la Orden General Nº 1598 que establece las faltas por consumo de alcohol por parte del personal uniformado. Hay dos clases de faltas: estar en estado de “Ebriedad”, y “Bajo la Influencia del alcohol”. Si es encontrado en estado de ebriedad en actos de servicio, será relevado de inmediato y se elevará un sumario administrativo, que casi siempre termina en la baja. Si estuviera ebrio, pero vistiendo de civil, se instruirá un sumario sólo si es que el efectivo hace “notoria la calidad de miembro de la Institución”, asegura el reglamento. Para faltas cometidas bajo la influencia, depende de la gravedad del caso.

En el caso de drogas el reglamento es más drástico. Así lo demuestra el caso del Cabo 1º I.S.G., de la 5ta Comisaría de Conchalí. Durante un examen rutinario de orina, del 17 de abril de 2018, resultó positivo a cocaína, lo que significó la baja inmediata del ahora ex uniformado. Lo mismo ocurrió con el ex Carabinero C.M.M., quien fue sorprendido con “droga” en su roperillo del cuartel de la 56 Comisaría de Peñaflor, en junio del 2018.  La baja también fue inmediata.

Carabineros. Foto: Agencia UNO

La literatura internacional sobre el tema es clara: hay una relación entre el trabajo policial y el consumo problemático de alcohol. Según un estudio publicado en 2011 en la American Journal on Addictions (“Patterns and predictors of Alcohol Use in Male and Female Urban Police Officers”), un 18,1% de  los hombres y 15,9% de las mujeres policías en ciudades costeras de Estados Unidos reportaron consecuencias adversas del consumo de alcohol, y un 7,8% calificó como dependiente de por vida del abuso del alcohol.

En general el estudio descubrió que los policías son más proclives a tomar en exceso que la población general, y en el caso de las mujeres policías hasta dos o tres veces más. El estrés general, condiciones laborales peligrosas, además de una subcultura que fomenta el consumo excesivo de alcohol fueron sindicados como factores determinantes en el estudio. La única correlación importante que el estudio descubrió entre consumo problemático de alcohol y el perfil de los policías, fue que los oficiales hombres “con niveles de escolaridad más bajos” son más propensos a abusar del alcohol. En Chile, para ser Carabinero, sólo se necesita la licenciatura de Educación Media.

La institución, consultada vía Transparencia, respondió que no mantiene “parametrizada” la información respecto a cuántas bajas están relacionadas con el abuso del alcohol. 

Control de los uniformados

Una porción importante de los archivos liberados en el pacoleaks trata sobre cuestiones personales, como permisos para salir de vacaciones. Cada carabinero que quiera salir del país tiene que pedir permiso e informar dónde y por cuántos días irá, y sólo ahí la institución lo permitirá, o no.

En sus hojas de vida aparece la religión que profesa cada efectivo, además de cuántos días de licencia han presentado a lo largo de su servicio. Entre los archivos, hay además solicitudes de reconsideración de traslados. A veces, carabineros con familia y raíces en un lugar son llamados a servir al otro lado del país, o también parejas de uniformados son separadas porque uno de ellos es llamado a servir en otra ciudad.

La Cabo 2º R.F.S.P, de la Prefectura de Coquimbo, escribió una solicitud, el 16 de abril de 2019, para ser trasladada a Santiago, ya que su cónyuge, también Cabo 2º, fue trasladado hacia la capital. Su hija recién nacida además estaba recibiendo tratamiento en el Hospital de Carabineros de Santiago, por un soplo en el corazón.

Los datos revelados en el Pacoleaks muestran que la institución busca controlar buena parte de los distintos aspectos de la vida de sus funcionarios.

Suicidios: la segunda causa de muerte en Carabineros en servicio activo

El Sargento 2º P.A.A. no llegó a trabajar al turno en la 19º Comisaría de Providencia ese 27 de julio de 2018. Sus compañeros, extrañados, fueron a su casa en la comuna de Renca. Su auto y su moto estaban en el antejardín, pero nadie respondía el timbre. Intentaron llamarlo, y pudieron escuchar que el teléfono sonaba dentro del hogar. Se consiguieron una escalera con una vecina y saltaron la reja. La puerta estaba entreabierta, y al abrirla encontraron al Sargento 2º sentado en un sillón del living comedor, con el torso doblado hacia su costado derecho, sobre un charco de sangre y su pistola personal, una Taurus PT 809 C, a sus pies. Después de 13 años, 7 meses y 11 días de servicio, pasó a engrosar la estadística de carabineros que se suicidan.

Un documento llamado Cartilla de Procedimientos de Notificación y Datos a Levantar en Suicidios de Funcionarios en Servicio Activo de Carabineros de Chile, de enero de 2019, revela una alarmante estadística: los suicidios de carabineros van en aumento. “De acuerdo a datos proporcionados por la Dirección Nacional de Personal y por el Departamento de Planificación y Desarrollo Social, la tasa de suicidios consumados por el personal activo, en relación a un universo de 58.000 funcionarios, fue de 10.34 el año 2014 y de 6.90 el 2015, observándose un incremento de ésta en los años 2016 y 2017 de 12.07 y 13.79, respectivamente”, dice el documento elaborado por la Dirección de Salud. 

Carabineros. Foto: Agencia UNO

Es más: el suicidio fue la segunda causa de muerte de funcionarios en servicio activo durante el 2016, según dice el documento filtrado. No explica cuál es la primera, y al consultar vía Transparencia, la respuesta fue escueta: “no se encuentra parametrizada la información requerida”.  El documento, en todo caso, cita como fuente a su vez el Informe de Patología Policial, Departamento de Salud Pública de Carabineros, 2016.

Pero una cosa es clara: La tasa de suicidios en Chile, para el mismo año, según datos de la OMS, fue de 10,6 cada 100.000 habitantes. La tasa de suicidios en Carabineros el 2016 fue de 12,07 cada 58.000 mil uniformados. En la práctica, una tasa que casi duplica la estadística de suicidios en la población civil.

Carabineros. Foto: Agencia UNO

El documento elaborado por la Dirección de Salud de Carabineros busca sistematizar la información frente a casos de suicidio para tratar de llegar a una respuesta. Dentro de los datos que recoge, está si es que el carabinero fue trasladado en el último tiempo, y si es que dicho traslado fue solicitado o no.

Desde el Departamento de Comunicaciones de Carabineros, aseguran que hay planes de prevención del suicidio entre sus uniformados. “Carabineros de Chile, a través de su Dirección de Salud, aborda la salud mental de sus funcionarios desde el ámbito de la prevención y el tratamiento. Para tales fines, cuenta con un Plan de Salud Mental Institucional que contempla la realización de diversas acciones coordinadas por parte de psicólogos que se desempeñan en los centros médicos, además de las distintas Zonas del país, actividades que se abocan, principalmente, a la detección precoz de sintomatología asociada a problemas de salud mental, con el propósito de intervenir oportunamente”. 

“Junto con ello, se desarrollan talleres prácticos a las Jefaturas, para educar respecto de los factores de riesgo psicosociales que pueden influir en la aparición de trastornos asociados al desempeño laboral, además de otros temas como la gestión del estrés, dirigido especialmente al personal operativo”, aseguran en Carabineros. 

Carabineros. Foto: Agencia UNO

La institución añade que “actualmente está en proceso una unidad de hospitalización psiquiátrica de corta estadía, destinada especialmente al tratamiento de funcionarios activos, además de la implementación de la atención psiquiátrica por telemedicina a distintas regiones a nivel nacional”. 

Además, desde Carabineros afirmaron que también se está revisando y actualizando los protocolos de selección de ingreso, para así incorporar exámenes que puedan detectar patologías de salud mental que sean “incompatibles con la aptitud para el servicio”. 

Una violación

Al analizar los documentos liberados por los hackers en el llamado Pacoleaks, pareciera que abarcan todos los archivos que circulaban en la intranet de Carabineros entre septiembre y principios de octubre de 2019. Así, por ejemplo, hay documentos anteriores a estas fechas, pero que fueron adjuntos en algún memorándum por un funcionario, como es el sumario que protagoniza el Teniente D.E.M.T..

Como ya era costumbre en sus patrullajes, D.E.M.T. le ordenó al Cabo 1º J.S.I.G que detuviera el vehículo policial afuera del nightclub Topsy, en el centro de Antofagasta. El Teniente le ordenó que no saliera del auto, porque él iba a realizar un patrullaje. Las luces rojas y blancas del letrero del Topsy se reflejaban en el asfalto de la calle Condell, en la calurosa noche del 21 de diciembre de 2017. D.E.M.T. cruzó la avenida, dejando el patrullero atrás, e ingresó al recinto a las 23:30, para, según su propia declaración, “fiscalizar la eventual presencia de menores de edad”. La declaración de tres testigos y las cámaras de seguridad al interior del nightclub conforman el resto de la historia. El Teniente subió al segundo piso de local y conversó con cinco trabajadoras sexuales que se encontraban ahí. Pidió fiscalizar en particular a una, una mujer extranjera identificada como S.M.S. Las cámaras de seguridad grabaron cómo el carabinero ingresó a un privado, y según la afectada, le exigió ver su documentación que acreditara su situación migratoria. Al constatar que sus papeles no estaban en regla, D.E.M.T. apagó la luz del privado y procedió a violarla, según dice la propia víctima en el informe policial. 

Carabinero. Foto: Agencia UNO

De la Resolución Exenta Nº2 de la Prefectura Antofagasta, 18 de enero 2019: “La ciudadana S.M.S. le comentó al resto de las personas que trabajan en dicho local que habría accedido sin su voluntad a tener relaciones con el Teniente D.E.M.T., por su situación irregular de permanencia en el país e intimidada porque éste vestía uniforme institucional”.

Después de consumada la violación, el Teniente le entregó su número de teléfono a S.M.S. Al día siguiente, la trabajadora sexual lo contactó por Whatsapp para que, en un mínimo acto reparatorio, le cancelara la tarifa por sus servicios sexuales. D.E.M.T., en vez de eso, la bloqueó. Así que S.M.S. lo denunció ante la Policía de Investigaciones por el delito de violación. Es por esta denuncia que Carabineros inició su propia investigación para determinar qué ocurrió esa noche del 21 de diciembre de 2017. Pero a pesar de los numerosos testigos, el relato de la víctima, la conversación por Whatsapp y las grabaciones de la cámara de seguridad, la causa fue archivada por la Fiscalía Local de Antofagasta. El registro audiovisual de las cámaras de seguridad nunca fue incorporado al archivo de la causa por la Fiscalía, pese a ser mencionado en la investigación interna de Carabineros. 

En conversación con The Clinic, S.M.S. la trabajadora sexual que acusa de violación al Teniente D.E.M.T.,  afirma que el video que corrobora su versión fue borrado. “El video que prueba lo que pasó lo tenían en el lugar donde trabajaba y sólo lo vieron unos hombres de la  PDI, ellos me dijeron que lo vieron. Pero luego cuando lo pidieron como prueba, ya lo habían borrado. Supongo que fue la gente del local la que borró el video”, afirma desde el extranjero.

“Yo tuve que regresar a Perú cuando estaba en proceso, y en el mes que estuve en Perú él movió sus influencias y dijo que él y yo éramos pareja o algo así. Cuando yo regresé archivaron el caso. La verdad no hice más porque me dijeron que era en vano. Estaba en un país que no es el mío, él es policía así que me iba a ganar”, dice S.M.S.

Carabinero. Foto: Agencia UNO

El informe interno de Carabineros, firmado por Teniente Coronel, Nelson Alvarado Fortes, aprobó la investigación en contra del teniente, y lo sancionó con dos días de arresto por la falta administrativa de haber ingresado sin un acompañante a un local de alcoholes y no haber estampado en la Hoja de Ruta la constancia de haber “fiscalizado” el local. Sobre el ingreso del Teniente a un privado con S.M.S, a pesar de que el mismo informe menciona la existencia del video, que prueba sin lugar a dudas que D.E.M.T., por lo menos ingresó al privado, el informe afirma que el carabinero actuó indebidamente, pues debió “requerir que otra persona estuviera presente en esta instancia, con el objeto de servir como testigo de la entrevista que sostendría con la ciudadana S.M.S.”,  pero no propone ninguna sanción por el delito de violación que el Teniente habría perpetrado.

Finalmente, el informe decreta que la investigación no debe ser elevada a sumario administrativo. El Teniente D.E.M.T. sigue desempeñándose  en Carabineros, ahora en la 3ra Comisaría de Vallenar. 

“¿Que pienso de la institución? Lo mismo que pienso de todo aquí en Latinoamérica, obviamente la institución lo iba a cubrir. Ellos tienen poder, y yo no”, dice S.M.S.

Comentarios
Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. --------------------------------