Agencia UNO

¿Qué significa decretar un estado de hibernación en el Gran Santiago?

El último informe de Espacio Público asegura que, ante las preocupantes cifras de la Región Metropolitana, la única salida es hacer dormir la ciudad y someterla a un estado de hibernación. Sin embargo, esta propuesta destapa que Chile tiene una de las cuarentenas menos rigurosas de Sudamérica y que las medidas de restricción no han sido eficaces para frenar la propagación del virus.

En su último informe sobre la pandemia del Covid-19, el centro de estudios Espacio Público califica de “preocupantes” las cifras que continúa arrojando la Región Metropolitana.

“La ciudad y su sistema hospitalario no aguantan otro mes con estos niveles de contagios y el país no puede resignarse a la alta mortalidad que traen apareados. Pongámosle freno entre todos a esta epidemia, ahora. El costo es demasiado grande. El gran Santiago debe entrar en hibernación, sí, como una ciudad dormida”, subrayan.

Pero, ¿qué es un estado de hibernación? El concepto en epidemiología no existe, pero desde Espacio Público indican que es una analogía para referirse a una cuarentena mucho más estricta para reducir la movilidad de la ciudad.

LOS ALARMANTES NÚMEROS DE MOVILIDAD

El último reporte del Instituto de Sistema Complejos de Ingeniería (ISCI), donde colaboran académicos de la U. de Stanford, reveló que la movilidad no registró una disminución significativa durante las dos primeras semanas de cuarentena en 38 comunas de la Región Metropolitana.

Todos los cambios son más bien pequeños y poco significativos. En consecuencia, los niveles de movilidad todavía no se reducen a los niveles esperados, especialmente en comunas de menores ingresos”, puntualizan.

Las tres comunas que menos han variado su movilidad son San Ramón (23%), La Pintana (23.4%) y Lo Espejo (25.1%). Son 10 comunas en total las que se encuentran por debajo del 30%, todas de bajos ingresos.

Por otro lado, las comunas que más han variado su movilidad son Vitacura (50.9%), Lo Barnechea (49.6%) y Las Condes (48.4%). Sin embargo, ninguna de ellas cumple con el esperado 60% que han fijado como barrera la mayoría de los especialistas, a tal punto que el propio ministro de Salud, Enrique Paris, aplaudió el 65% conseguido por Valparaíso.

EL ORIGEN DE LA HIBERNACIÓN

La hibernación es un concepto extraído desde la biología para explicar el comportamiento de algunos animales que, durante las épocas más frías del año, disminuyen bruscamente su metabolismo, bajan sus pulsaciones y respiración, y se duermen durante meses, quemando sus reservas energéticas, hasta que vuelven los períodos más cálidos.

La analogía de Espacio Público aplicada a Santiago se circunscribe en un problema más general: La cuarentena es un concepto que, en términos de política pública, es aplicado de manera distinta en el mundo y depende de cada país.

La Universidad de Oxford elaboró un rastreador de respuestas gubernamentales frente al COVID-19 (El OxCGRT, por sus siglas en inglés), donde miden la aplicación de la cuarentena en 160 países en base a 17 indicadores (8 políticos, 4 económicos y 5 sanitarios).

A partir de la combinación de nueve de esos indicadores se elabora el Índice de Rigurosidad de Respuesta del Gobierno, donde cada país recibe un valor de 0 a 100. En ese indicador, Chile obtiene un 73.15, teniendo la segunda cuarentena menos rigurosa de Sudamérica.

Las medidas tomadas por el Gobierno de Piñera están muy por debajo de países vecinos como Argentina (85.19), Perú (96.3) y Bolivia (96.4). Solo es superado por Uruguay (61.11), que en el concierto sudamericano fue uno de los que se vio menos afectados frente a la pandemia.

LAS MEDIDAS PARA SANTIAGO

Para hacer “hibernar” a Santiago, Espacio Público propone una pila de medidas que el ministro de Salud, Enrique Paris, se comprometió a considerar y que permitirían una disminución del ritmo de contagio.

Entre ellas está dar “apoyo económico directo” a las familias, que permitirían que en las comunas de menores ingresos, las personas reduzcan, o al menos moderen, sus salidas a trabajar.

Pero la hibernación también pasa por endurecer las medidas de confinamiento. Esto es ampliar el toque de queda, restringir al máximo el acceso al transporte público, reducir los permisos y hacer más agresiva la estrategia de aislamiento en residencias sanitarias.

También implica fiscalizar de manera “muchísimo más estricta” y hacer un llamado urgente a la población a “unirse en torno a la causa de detener la epidemia a como dé lugar”.

Comentarios