Foto: Agencia UNO

“Han sido cuatro semanas virtualmente perdidas”: Estudio revela que movilidad bajó apenas un 35% en la RM

El último reporte del Instituto ISCI reveló al menos tres conclusiones que complican la cuarentena en la Región Metropolitana: La variación en la movilidad ha sido marginal en el último mes, en las comunas de menores ingresos bajó apenas un 24% y las de mayores ingresos disminuyeron sus traslados en más del doble. Para superar esta crisis y frenar decididamente la propagación del virus por la capital, proponen algo que hasta ahora no ha sonado en los círculos académicos: un nuevo contrato social. “El tiempo se acaba”, advierten.

El Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Universidad de Chile presentó las conclusiones del cuarto informe sobre movilidad en la Región Metropolitana.

El estudio, realizado mediante el monitoreo de la infraestructura de telecomunicaciones, alerta que la movilidad en la capital bajó apenas un 35% en promedio durante el primer mes de cuarentena masiva en la Región Metropolitana, muy lejos del 60% que esperan los especialistas.

Entre las conclusiones del reporte, se señala que existe una baja adhesión a las medidas de restricción y persiste el peligro de que la pandemia continúe propagándose. “Esta situación es grave, porque revela que han sido cuatro semanas virtualmente perdidas”, señala el investigador Leonardo Basso.

DIFERENCIAS SOCIOECONÓMICAS

El informe de ISCI también revela una diferencia de casi el doble entre las comunas de mayores y menores ingresos. Incluso señalan que en aquellas de estratos más bajos “la reducción de movilidad todavía no supera el 30%”.

Al analizar las 42 comunas de la Región Metropolitana, las comunas que más han disminuido su movilidad son Las Condes, Vitacura y Providencia, con cifras cercanas al 50%. Sin embargo, en La Pintana, Lo Espejo y San Ramón, el promedio bordea apenas el 24%.

NUEVO CONTRATO SOCIAL

Ante este escenario y a partir de la evidencia, los investigadores del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) plantean la urgencia de saber por qué existe tan poca adhesión a las medidas de restricción en la Región Metropolitana, para poder actuar.

“Pasadas ya cuatro semanas de cuarentena total, los niveles de movilidad todavía no se reducen a los niveles esperados, especialmente en comunas de menores ingresos. Los nuevos contagios siguen aumentando en algunas comunas y no decreciendo lo suficientemente rápido en otras. Por esto es urgente comprender las causas más importantes de la falta de adhesión a la cuarentena – que sin duda incluyen severos problemas de precariedad– para tomar acción inmediata respecto de cada una de ellas”, señalan.

En ese sentido, proponen “establecer sin demora un contrato social entre autoridades centrales y locales, el sector privado y la población para revertir esta situación, y disminuir los desplazamientos. El tiempo se acaba”.

The Clinic Newsletter
Comentarios