Lee y escucha: Cinco cantantes y bandas nacionales en el radar 2021

Aunque el coronavirus los ha privado del contacto directo con sus públicos, eso no ha sido impedimento para que varios artistas emergentes apuesten por un año marcado por lanzamientos y nuevas puestas. Aquí una selección para no perderlos de vista.

CHINI.PNG

Bajo el seudónimo de Chini, María José Ayarza ha estado haciendo música hace un buen tiempo. Primero como fundadora de la agrupación indie folk Chini And The Technicians y ahora como solista bajo el nombre de Chini.png. Luego de seis años con su banda, la artista decidió emanciparse del conjunto y probar un nuevo camino como solista.

Así en mayo del año pasado, lanzó su primera canción en solitario, “Fricativa Velar Sorda”, una delicada canción invernal de corte minimalista y en clave folk que habla de la cotidianeidad en tiempos de pandemia y cuarentenas. Ese fue el primer adelanto de su EP debut de cuatro canciones, “Ctrl+Z”, publicado tres meses más tarde y que fue muy bien recibido por la crítica especializada.

Crédito: Marcela González

Hay una cualidad especial en las canciones que compone Ayarza que las hace sonar cercanas: son composiciones armónicas, en las que la melodía juega un rol protagónico.

Para este año, se espera que la artista lance su primer larga duración, bajo el sello Uva Robot y concrete así todas esas buenas sensaciones que han dejado sus primeras canciones como solista. 

Canciones clave: “Está Bien” y “Fricativa Velar Sorda”. 

MALDITOS VECINOS

A pesar de lo que muchos podrían creer, el rock no está muerto, sólo hay que saber dónde buscarlo, en esta era dominada por los géneros urbanos como el trap y el reggaetón. Malditos Vecinos es una banda formada por cuatro amigos en Santiago en 2016, a los que los unía su amor por el rock. Desde hace un par de años, se han hecho un nombre en el circuito independiente nacional con canciones que se mueven entre el garage rock y el indie.

La banda ha participado en diversos festivales a lo largo de Chile y actuado en importantes escenarios nacionales como Casa de Salud en Concepción e icónicos bares de Valparaíso. A la fecha han lanzado tres prometedores EPs, el último de ellos llamado “La Muerte”, editado en 2019, bajo el alero de Zilla Records.

Crédito: Camila Urban

En 2020, lanzaron dos canciones como adelanto a lo que será su esperado primer larga duración que debería salir durante este año: “Atardecer” y “Algo Hay Que Hacer”. Guitarras afiladas y un sonido algo “sucio” con toques de shoegaze es lo que ofrece Malditos Vecinos, una de las bandas de rock más prometedoras de la escena nacional. 

Canciones clave: “Algo Hay Que Hacer” y “Control”. 

FILGUEIRA

Renzo Navia Filgueira estuvo en el icónico primer concierto que Gepe dio en el Teatro Caupolicán en 2014. En ese entonces, era parte del conjunto de vientos que abrió ese importante show para el artista nacional. Seis años han pasado desde ese hito y Filgueira –el nombre artístico que adoptó como solista– ha ido creciendo musicalmente, luego de un largo periodo colaborando con distintas bandas de la escena indie chilena. 

Fue recién el año pasado, cuando decidió –con nuevo nombre artístico– lanzar una prometedora aventura en solitario. Tomando elementos del sonido andino y de la música electrónica, creó su primer EP llamado “Botánica para Enamoradxs”, un exquisito conjunto de canciones que cuenta con colaboraciones de Benjamín Walker y Rosario Alfonso, entre otros. 

Crédito: Jorge Peña

Hay un elemento nostálgico que se asoma entre esas capas atmosféricas y suaves teclados con los que Filgueira llena sus composiciones. Un centro sensible y pausado, desde donde se construyen estas canciones. Acá no hay apuro por llegar al final de cada canción, hay una construcción que toma su tiempo para ser descubierta a plenitud. 

En este 2021, debería llegar su esperado disco debut, y si el material que ya ha lanzado es un indicador, debería posicionarse como una de las apuestas seguras de la escena nacional.

Canciones clave: “Ojalá Pudiera Irme Caminando a Tu Casa” y “Gol Que No Se Celebra No Vale”.

PODER FANTASMA

Se formaron a fines de 2015 en Santiago, liderados por Francisco Heredia. El estilo del grupo ha sido definido por ellos mismos como “pop post apocalíptico”, algo así como la música alegre que se necesita luego de alguna calamidad. Musicalmente, están fuertemente influenciados por la etapa electrónica de Los Prisioneros y por el lado más fiestero de los argentinos, Miranda. Con una fuerte presencia de teclados psicodélicos, delicadas líneas de guitarra eléctrica y beats de corte pop, la banda tiene una propuesta poco explorada en la escena nacional.

Créditos: Luz Andrea

Con un sólido segundo álbum recientemente lanzado bajo el nombre de “Canciones Para El Siglo XXI”, el grupo ha estado ganando atención mediática durante el último tiempo, gracias a ese brillante conjunto de temas pop que a veces suena como una mezcla de MGMT, Tame Impala y los ya separados, Denver. 

Con varias actuaciones tanto en Santiago como en regiones, e incluso en el extranjero, específicamente en Perú, los nacionales esperan que este 2021 sea el año de su despegue definitivo para llegar a una audiencia más transversal. Las canciones las tienen, ahora sólo falta que el resto del mundo las conozca. 

Canciones clave: “E.p.e.m” y “Txdos Me Caen Mal”

SALARES

Javiera Alcafuz siempre ha sido inquieta a nivel musical. Desde 2018 ha participado en diversos proyectos colaborativos en la escena indie chilena, como por ejemplo, con el dúo nacional, Yorka. El momento para aventurarse en solitario empezó a fraguarse en 2019 y se concretó el año recién pasado con el lanzamiento de su náutico primer EP llamado “En Prenda El Mar”.

Crédito: Constanza Fuentes

Un trabajo de seis canciones ancladas en el mar chileno y que se desenvuelve en delicadas y melancólicas canciones que hablan de amor y desamor. Son composiciones que parecen hechas en invernales tardes junto al borde marino, ahí donde el sol es sólo un recuerdo de tiempos pasados. La nostalgia es el factor común denominador que se mueve entre las exquisitas líneas de guitarra y frágil instrumentación de estos seis temas, que incluyen la colaboración de la ascendente cantautora Dulce y Agraz.

A diferencia de la otra corriente femenina de la música nacional, más popera y bailable, con nombres como Denise Rosenthal, Cami y Francisca Valenzuela, lo de Salares va por una lado más íntimo, introspectivo y vulnerable. Música donde refugiarse. Música para escuchar con la luz apagada y dejarse ir. 

Canciones clave: “Brisa Marina” y “Con el Frío”.

Comentarios